1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Parlamento iraní aumenta el presupuesto de defensa

El Parlamento iraní aprobó un proyecto de ley que contiene un plan de contramedidas para hacer frente a las sanciones de EE. UU., incluido un refuerzo de 500 millones de dólares para el programa defensivo militar.

El Parlamento iraní aprobó hoy (13.08.2017) por unanimidad una ley para aumentar del presupuesto destinado a su programa de misiles y a la Guardia Revolucionaria. Según la prensa local, se trata de la respuesta de Teherán a las últimas sanciones de Estados Unidos contra el programa de misiles iraní.

En una esperada sesión, los diputados ratificaron el proyecto con 240 votos a favor y una abstención, según la página oficial del Parlamento iraní.

Expandir el programa de misiles

El 50 % de los 500 millones de dólares asignados para el programa defensivo militar del país será destinado a las Fuerzas Armadas para expandir el programa de misiles, el motivo por el que Washington ha sancionado a Teherán. La otra mitad será repartido entre los Ministerios de Defensa, Inteligencia y Exteriores, con el objetivo de impulsar la capacidad defensiva y contra posibles ataques nucleares, así como para salvaguardar la estabilidad regional.

Asimismo, para proteger a los Guardianes de la Revolución, blanco de sanciones por parte de EE. UU., y luchar contra el terrorismo, el texto asigna 250 millones de dólares a la Fuerza Al Quds de este cuerpo de elite.

Acuerdo nuclear

El ministro de Exteriores, Mohammed Yawad Zarif, considera que las nuevas sanciones de Washington son solo un pretexto del presidente Donald Trump para minar el acuerdo nuclear y culpar por ello a Irán, según le citaron medios locales.  Zarif aseguró que Irán cumplirá con el Acuerdo de Viena hasta nuevo aviso, pero advirtió que si la comunidad internacional no implementa lo acordado, Teherán reaccionará en consecuencia. Trump dijo en varias ocasiones que el acuerdo nuclear con Irán es demasiado tolerante.

FEW (dpa, EFE)

 

 

DW recomienda