1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Parlamento Europeo no descarta boicot de los JJ. OO.

El Parlamento Europeo (PE) dejó hoy abierta la puerta a algún tipo de boicot a los Juegos Olímpicos de Pekín, al apelar a la "responsabilidad" de los políticos en caso de

que los dirigentes chinos no flexibilicen su posición.

"Todo político de responsabilidad tiene que plantearse si quiere participar en esta ceremonia de inauguración en el caso de que los dirigentes chinos no hagan esfuerzos para el diálogo y la resolución del conflicto", dijo el presidente de la Eurocámara, el alemán Hans-Gert Pöttering.

La apelación de Pöttering fue hecha en el discurso que pronunció durante una sesión plenaria en Bruselas que tuvo como invitado de honor al presidente del Parlamento tibetano en el exilio, Karma Chopel.

Pöttering dijo desear el éxito de los Juegos Olímpicos, aunque lo condicionó a que las autoridades chinas respeten ciertas condiciones, como la identidad cultural y religiosa del pueblo tibetano y el derecho a la información "libre y equitativa".

"Queremos que tengan éxito esos Juegos, pero para ello hay que reunir condiciones, el respeto de la identidad cultural y religiosa del pueblo tibetano, y una información libre y equitativa antes y después de los Juegos Olímpicos. No se puede aceptar que se haya expulsado a los periodistas y a los corresponsales extranjeros del Tíbet", subrayó.

En la sala, en señal de solidaridad con el pueblo tibetano por la represión china, un buen número de diputados portaban banderas tibetanas y vestían camisetas negras con los siete aros olímpicos en forma de esposas estampadas en el pecho.

"Todos queremos hacer nuestra contribución para que los deportistas del mundo puedan ir a Pekín para hacer una competición libre e equitativa, pero nuestros valores y nuestra dignidad también nos exigen que no perdamos para ello el respeto a nuestros principios", insistió Pöttering.

A continuación, varios eurodiputados de los distintos grupos políticos hicieron intervenciones sin arribar a ninguna posición común, algo que deberá llegar en forma de resolución en la sesión plenaria que se celebrará en la sede de la Eurocámara en Estraburgo.

Tal vez la intervención más subida de tono fue la Daniel Cohn-Bendit, que en representación del grupo de Los Verdes pidió a los líderes políticos que no acudan a la ceremonia de inauguración de los Juegos, a los que definió como un acontecimiento "político".

"Los Juegos Olímpicos son un acto político si se celebran en una dictadura. La UE tiene que dejar de participar en la ceremonia porque es una respuesta política", dijo.

"El próximo paso es lanzar un debate sobre el boicot a la ceremonia entre los jefes de Estado, atletas y periodistas", afirmó.

Por su parte, la presidencia eslovena de turno se pronunció en contra del boicot, porque haría perder "una ocasión de resaltar la importancia de los derechos humanos".

En la sesión hubo cierto consenso entre los eurodiputados populares y socialistas al afirmar que el boicot a los Juegos no le haría ningún bien a China. (dpa)