Parlamento chipriota rechaza plan de rescate de la UE | Economía | DW | 19.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Parlamento chipriota rechaza plan de rescate de la UE

El escenario ahora es incierto. Los bancos seguirán cerrados, mientras el presidente busca fórmulas para evitar la cesación de pagos.

“El proyecto ha sido rechazado”, informa el presidente de la Cámara de Chipre, Yiannakis Omirou, y con ese rechazo se evapora (por el momento) la posibilidad de que los ahorrantes de la isla paguen parte del rescate de su complicado sistema bancario, al tiempo que pone una sombra de duda sobre el futuro económico del país.

En cualquier caso, la reacción en contra de la idea de la Unión Europea, que pretendía aportar una parte de los fondos necesarios a cambio de que los ahorrantes pagaran un impuesto que financiara el resto, ha sido prácticamente total. En un Parlamento donde se sientan 56 representantes, 36 votaron en contra y 19 (los de Gobierno) se abstuvieron. Un legislador se ausentó.

El resultado supone un duro revés para el recién asumido gobierno conservador, que fue incapaz siquiera de conseguir el respaldo de sus propios parlamentarios, a pesar de que se excluyó a los pequeños ahorrantes de los cuestionados impuestos. Esto no fue suficiente para los representantes, muchos de los cuales dijeron que era “un tema de honor decir que no”. Frente al Parlamento, los manifestantes exclamaban: "No vamos a ser los esclavos del siglo XXI".

¿Dejar el euro?

Agobiado por el tiempo y por la presión de la Unión Europea, el presidente Nikos Anastasiadis anunció que ahora seguirá con una ronda de contactos para intentar lograr un acuerdo que permita sacar adelante el rescate. Por lo pronto, “el presidente ya convocó una reunión con los líderes de los grupos parlamentarios el 20 de marzo, a las 11.00 horas”, dijo su oficina de prensa.

Poco antes de que se produjera el rechazo, fuentes cercanas al Gobierno de Angela Merkel aseguraron a la agencia dpa que "no habrá programa si no hay decisión del Parlamento. Y si no hay programa, peligra la ayuda de liquidez a los bancos chipriotas. Es difícil, pero así es la situación". Anastasiadis informa permanentemente a Merkel de los movimientos de su gobierno, afirman las agencias de noticias.

Si llegase a fracasar el rescate, Chipre no tendrá dinero para mantener sus bancos ni para pagar los salarios ni los servicios sociales. En la tarde del martes, además, han surgido rumores que aseguran que Chipre podría verse forzado a abandonar el euro si el Parlamento no consigue un acuerdo. Por lo pronto, los bancos seguirán cerrados mientras no haya ley.

DZC (El País, dpa, Reuters)

DW recomienda