1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Parlamento belga debate plan contra el terrorismo yihadista

Los ministros belgas del Interior, Jan Jambon; de Defensa, Steven Vandepute, y de Justicia, Koen Geens, respondieron a las preguntas de los diputados sobre las medidas propuestas por el Gobierno federal tras la desarticulación de una presunta célula yihadista que pretendía atentar contra la Policía. Entre esas medidas figura que el Ejército refuerce la seguridad del país ante situaciones concretas, lo que empezó a hacer el pasado sábado, al ser movilizados militares para incrementar la protección en Bruselas y Amberes.

En la capital vigilan lugares considerados "estratégicos" como embajadas (especialmente las de Estados Unidos e Israel), oficinas del Gobierno belga e instituciones judías, así como las de la Unión Europea (UE). Por su parte, la ciudad de Lieja pidió hoy el despliegue de militares en su territorio. En Amberes, donde hay una importante comunidad judía, el alcalde Bart De Wever solicitó que el despliegue del Ejército sea una medida permanente.

El plan ha generado ya las críticas de algunos responsables municipales, como el del distrito de Woluwé Saint Pierre (en Bruselas), Benoît Cerexhe, que lo ha calificado de "insostenible" por la carga de trabajo que implicará para la Policía local. El Gobierno belga que dirige el liberal Charles Michel mantiene desde la semana pasada el nivel de alerta antiterrorista en tres, sobre una escala de cuatro.

Michel recalcó este miércoles (21.01.2015) en una entrevista a la cadena de televisión estadounidense CNN que los musulmanes que suponen "un problema", tanto para la UE como para Bélgica son solo una "extrema minoría" y que la mayoría de la comunidad musulmana es tranquila y hace "todo lo mejor para su país".

Por otro lado, un tribunal de Bruselas decidió hoy que tres de los detenidos vinculados a la célula yihadista desmantelada la semana pasada permanezcan en prisión por un mínimo de un mes. Ante la corte comparecieron Maruan El Bali, Mohamed Hamja Arshad Mamud Hajni y Billel H, a quienes se ha acusado de participación en actividades de grupo terrorista, infracciones a la legislación de armas y explosivos y, en el caso del último, también de rebelión armada con premeditación y pertenencia a banda armada.

De los tres inculpados, uno de ellos tiene 26 años y doble nacionalidad belga y marroquí, y otro 23 años y únicamente pasaporte belga. El Bali, según informó la agencia Belga, era uno de los sospechosos yihadistas detenidos en Verviers, en donde otras dos personas murieron en el asalto de las fuerzas de seguridad a la vivienda en la que se refugiaban. La Fiscalía ha difundido la identidad de los dos fallecidos: Sofiane A., de 26 años y nacionalidad belgo-marroquí, y Jalid B., de 24 años y belga. Asimismo, ha confirmado que durante las pesquisas en el apartamento que ocupaban los sospechosos en Verviers se encontró un pasaporte holandés a nombre de Zaiud Kulis, lo que se ha comunicado a las autoridades del vecino país.

Igualmente, indicaron las autoridades que el argelino detenido en Atenas y de quien se sospecha un vínculo con la célula yihadista desarticulada será entregado en breve por las autoridades griegas a Bélgica. También apuntaron a la detención decretada por un juez para Abdelmunaim Hadad, de 21 años y a quien se estaba buscando en España. Hadad y Kulis, de 18 años, eran sospechosos de pertenecer a ese grupo y de haber huido a España, pero la abogada del primero informó de su detención y de que su cliente, que llevaba un brazalete electrónico y estaba en su casa en Bruselas, se presentó voluntariamente ante la Policía la noche del martes. La Policía holandesa realizó un registró el martes en la casa de los padres de Kulis en Utrecht y, aunque las pesquisas no arrojaron pistas sobre su paradero, los agentes se incautaron de varios ordenadores portátiles y teléfonos (efe).