1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Parlamento alemán aprueba leyes de asilo más estrictas

Los legisladores alemanes han aprobado una serie de leyes relativas a la deportación, al control y al acceso a los datos personales de los solicitantes de asilo. La nueva legislación ha sido objeto de fuertes críticas.

Las autoridades alemanas podrán deportar a los solicitantes de asilo rechazados de forma más rápida y regular en virtud de una serie de nuevas leyes de asilo aprobadas el jueves (18.05.2017).

El Bundestag dijo que las nuevas leyes garantizarían "la mejora de la ejecución de las decisiones de deportación". Los solicitantes de asilo rechazados que sean considerados una amenaza para la seguridad serán deportados más rápidamente o vigilados con una pulsera de tobillo electrónica.

Las órdenes de deportación contra solicitantes de asilo rechazados ahora pueden ser impuestas incluso sin la seguridad de que la persona en cuestión sería repatriada en un plazo de tres meses. Por consiguiente, un inmigrante puede obtener una orden de expulsión incluso si el país de origen no proporciona la documentación necesaria o los documentos de identidad, como el pasaporte.

Esta ley fue uno de los nuevos reglamentos clave para el gobierno alemán, después de que el atacante del mercado navideño de Berlín, Anis Amri, no se atuvo a la orden de deportación en su contra dado que el Gobierno tunecino no pudo proporcionar los documentos necesarios.

Las autoridades, mientras tanto, también podrán detener a individuos sospechosos de ser una amenaza para la seguridad por un máximo de 10 días, en lugar del límite anterior de cuatro días.

Otra nueva legislación permite a la Oficina Federal de Migración y Refugiados (BAMF) de Alemania acceder a los dispositivos electrónicos personales de los solicitantes de asilo para verificar la identidad de los que carecen de documentos oficiales de identificación.

Proyectos de ley más estrictos

Todo inmigrante al que se le compruebe una identidad falsa al entrar en Alemania se enfrentará con una limitación mucho más estricta a su libertad de movimiento. La misma pena se aplicaría también a los migrantes sin derecho a permanecer en Alemania, pero que, a pesar de eso, se niegan a abandonar este país por propia voluntad.

Las autoridades alemanas también instruirán a los solicitantes de asilo que tienen pocas perspectivas en el país acerca de permanecer en centros de acogida hasta que se hayan completado sus procedimientos de asilo.

El Gobiernos federal y los gobiernos de los 16 Estados ya habían aceptado las nuevas leyes de asilo en febrero. Sin embargo, el miércoles (17.05.2017), el Gobierno de la coalición gobernante, formado por los demócratas cristianos de la canciller Angela Merkel (CDU) y el Partido Socialdemócrata (SPD), introdujo una serie de leyes más estrictas al proyecto de ley.

Una de las reglas introducidas a la hora undécima prohibiría a los solicitantes de asilo que no pudieran adquirir el derecho de permanecer abusando de una ley que permite a los padres migrantes permanecer si su hijo nace en Alemania.

Otra ley facilitaría a las autoridades estatales ya la Oficina Federal de Policía Criminal (BKA) compartir y comparar datos.

Grupos de derechos humanos desacreditan nuevas leyes

Grupos de derechos humanos, organizaciones humanitarias y los partidos de oposición condenaron el recrudecimiento de las leyes de asilo diciendo que son un ataque a los derechos fundamentales de las personas que buscan protección.

El Gobierno federal está "desmantelando" varios obstáculos legales que se habían creado para proteger a las personas de detenciones indebidas, dijo Maria Scharlau, jurista de la sede de Berlín de Amnistía Internacional. Las leyes sobre el acceso a los teléfonos inteligentes de los migrantes representan una "mayor invasión a la intimidad de decenas de miles de personas", sin ofrecer condiciones particularmente robustas, afirmó.

"Esta ley va a cambiar a Alemania, que pasará de ser un país anfitrión a uno centrado en la deportación de recién llegados ", dijo la organización de ayuda a los refugiados de Alemania, Pro Asyl, en el marco de sus críticas al proyecto de ley.

La organización de bienestar social AWO advirtió que las leyes más estrictas también provocarían que un número cada vez mayor de personas que requieren protección sean privadas de sus derechos.

De Maiziere defendió las leyes

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere, defendió el jueves las nuevas leyes, junto con varios legisladores de la CDU y del SPD.

"Nuestra posición es clara", dijo de Maiziere. "Ayuda e integración para aquellos que necesitan nuestra protección, dificultades y repatriación para aquellos que no requieren protección, y en particular para aquellos cuya deshonestidad los hace culpables.

De Maiziere añadió que es inaceptable que ciertos "solicitantes de asilo puedan quedar sin castigo a pesar de haberse registrado bajo una gran cantidad de nombres y nacionalidades diferentes".

CP (dpa, afp, rtr)

DW recomienda