1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Paraguay, la reelección y el fantasma de Stroessner

El Partido Colorado inició un procedimiento para poder reelegir al presidente. Como reacción, manifestantes incendiaron el Parlamento. DW habló con un experto sobre cuán posible es que Cartes pueda seguir en el poder.

Paraguay Asuncion Parlament Zerstörungen nach Ausschreitungen (picture alliance/AP Photo/J. Saenz)

El Parlamento de Paraguay luego del ataque e incendio del edificio.

La Constitución de Paraguay establece en su artículo 229 que el Presidente de la República "no podrá ser reelecto en ningún caso". Ahora, a un año de los próximos comicios, Horacio Cartes intenta hacer posible su propia reelección. Para eso tendría que ser reformada la Constitución. Fernando Lugo, destituido en 2012, que asimismo aspira a ser nuevamente presidente, lo apoya. La situación es confusa. Detrás atisba el fantasma de Alfredo Stroessner, que entre 1954 y 1989 se "hizo reelegir” ocho veces.

La división con respecto a la posibilidad de reelección pasa por todos los bandos políticos y grupos sociales. "La propuesta es apoyada por la mayoría del Partido Colorado, del actual presidente, Horacio Cartes, pero no por todo el partido. La mayoría del Partido Liberal (PLRA) la rechaza, pero hay un sector que la apoya. Y también la izquierda está dividida: la mayoría de la izquierda, pero no toda, apoya la reelección, porque así podría presentarse como candidato también Fernando Lugo, destituido por el Parlamento en 2012”, explica el Prof. Dr. Detlef Nolte, presidente del Instituto GIGA de Estudios Latinoamericanos, con sede en Hamburgo.

Quienes salieron a la calle ven en el la propuesta de Cartes un intento de eternizarse en el poder. La reelección no es, sin embargo la única razón de los disturbios. "También existe una insatisfacción general, particularmente entre los estudiantes, en lo que se refiere a la corrupción y los gastos en educación. Protestas estudiantiles hubo ya el año pasado y en septiembre de 2015. El rector de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) renunció y fue enviado a prisión por corrupción. Existe un potencial general de protesta”, agrega Nolte.

Una acción precipitada y confusa

Hay buenas razones por las cuales en la Constitución de Paraguay se prohíbe la reelección. La actual Constitución fue promulgada en 1992 después de la dictadura de Alfredo Stroessner. Es una vieja y mala tradición en América Latina que los presidentes intenten mantenerse en el cargo. En los últimos 20 años, las reelecciones, sin embargo, fueron más bien la excepción. Ahora, poco a poco, se intenta volver a una reelección y, si funciona, a otra más, como, por ejemplo, en Bolivia, y otros países.

Una reelección de Horacio Cartes no es, sin embargo, segura, aun cuando sea reformada la Constitución. ¿Por qué?  "Todo el procedimiento tiene un mal regusto, debido a que la Cámara de Senadores aprobó la propuesta en una acción precipitada y confusa. A la sesión no fueron invitados todos los senadores. Además fue modificado el reglamento del Senado, de tal forma que su presidente no tuviera posibilidad de detener el procedimiento”, dice Nolte.

Trasfondo: Asunción: violentos tumultos dejan un muerto

Trasfondo: Disturbios contra la reforma constitucional en Paraguay: arde el Congreso

También Lugo apuesta por la reelección

Fernando Lugo apoya el mecanismo de reelección, porque abriga la esperanza de ser reelegido él mismo. ¿Tendría posibilidades? Para Nolte, "podría ser reelegido si es apoyado por el Partido Liberal, como la vez pasada, porque la izquierda en Paraguay es demasiado débil como para ganar elecciones sola, por eso, se trata, sobre todo, de una esperanza”.

En agosto del año pasado ya se votó en el Senado acerca de permitir la reelección y la propuesta fue rechazada. De acuerdo con la Constitución, debería esperarse ahora un año para volver a tratar el tema. Pero eso sería demasiado tarde, porque las próximas elecciones son ya en abril de 2018.

Una "zona gris” constitucional

¿Existe una posibilidad de aprobar todavía un mecanismo de reelección de conformidad con las normas constitucionales? Nolte dice: "Para ello habría que elegir en realidad una Asamblea Constitucional, lo que llevaría demasiado tiempo. Por eso, lo que se ha hecho se halla en una 'zona gris' constitucional, lo que a su vez fue un motivo también para las protestas”.

No obstante, las posibilidades de éxito de esta iniciativa pro reelección no están todavía claras. Es prematuro afirmar hoy si podrá implementarse o no. Además, la votación en el Senado no fue más que un primer paso. "Si la iniciativa pro reelección es aprobada también en la Cámara de Diputados, luego tendría que ser aprobada en un referéndum. Si el aparato del Partido Colorado funciona bien, el sector disidente no es demasiado fuerte y una parte de la izquierda también apoya la iniciativa, la Constitución podría efectivamente llegar a reformarse”, dice Nolte.

El tiempo apremia

Pero eso, a su vez, depende de otros factores. Por ejemplo, la situación económica y cuáles son las alternativas. Nolte: "No puede excluirse que Cartes pueda imponer sus planes. Si las protestas continúan, sin embargo, es posible que el clima político cambie en su contra. En referendos, más de un presidente en América Latina ha sido sorprendido ya por resultados adversos. Así sucedió, por ejemplo, el año pasado en Bolivia”.

El tema de la reelección en Paraguay continuará siendo, por lo tanto, controvertido. Nolte dice: "Los dos últimos presidentes lo han intentado, pero no lo lograron. Ahora lo intenta también Cartes. El problema es que la reforma de la Constitución tendría que ser aprobada, incluido el referéndum, hasta mediados de año”. Y eso es muy poco tiempo.

El Prof. Detlef Nolte es director del Instituto de Estudios Latinoamericanos del German Institute for Global and Area Studies (GIGA), con sede en Hamburgo, Alemania.

Autor: Pablo Kummetz (CP)

DW recomienda