Para Alemania, el terrorismo es ″un peligro latente″ | El Mundo | DW | 09.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Para Alemania, el terrorismo es "un peligro latente"

A diez años de los ataques del 11 de septiembre de 2001, el Gobierno alemán se muestra casi tan alerta como el estadounidense de cara a posibles atentados terroristas orquestados en suelo germano.

default

Este jueves (8.9.2011) fueron detenidos en Berlín dos hombres sospechosos de terrorismo.

A una década de los ataques terroristas que destruyeron el World Trade Center de Nueva York, dañaron severamente la infraestructura del Departamento de Defensa estadounidense en Arlington, Virginia, y habrían causado estragos en otros puntos estratégicos de haberse consumado como fueron planeados, nada parece indicar que Washington tenga intenciones de bajar la guardia. Al contrario, hoy las autoridades locales vuelven a estar alertas.
 
Según el congresista republicano Peter King, los servicios de inteligencia estadounidenses analizan indicios “concretos y creíbles, aunque no confirmados” de un atentado pautado para este domingo, cuando se conmemora el décimo aniversario de los sucesos del 11 de septiembre de 2001. Se sospecha que al menos tres personas entraron al país en agosto, provenientes de Afganistán y Pakistán, con la intención de hacer estallar bombas durante las ceremonias dedicadas a las víctimas.
 
Si a esos temores se suma la desazón que causó este jueves (8.9.2011) la detención en Berlín de dos hombres, a quienes se les atribuye la compra de sustancias químicas en cantidades más que suficientes para elaborar explosivos de considerable potencia, no extraña que el Gobierno alemán se muestre casi tan alerta como el estadounidense de cara a posibles atentados terroristas en suelo germano o, por lo menos, orquestados desde su territorio.
 
Merkel, a favor de controles más estrictos
 
Deutschland Bundeskanzlerin Angela Merkel in Bundestag Vogelperspektive

La canciller alemana, Angela Merkel, dispuesta a aceptar " controles más estrictos".

Después de todo, el mundo no ha olvidado que Mohamed Atta, uno de los terroristas suicidas que secuestraron los aviones que se estrellaron contra las “torres gemelas” de Nueva York, creó una célula de la red islamista Al Qaeda en Hamburgo. “Estamos ante el peligro latente del terrorismo. Esa es la nueva gran amenaza y la comunidad internacional deberá seguir cooperando mucho para aprender cómo enfrentar esa amenaza”, dijo este viernes (9.9.2011) la canciller alemana, Angela Merkel.

 
“Yo estoy dispuesta a aceptar controles más estrictos. Hemos concebido leyes que restringieron nuestras libertades de una manera que hasta entonces desconocíamos. Pero mi opinión personal es que eso es necesario para asegurar la vida en libertad de la gran mayoría de las personas”, agregó la jefa de Gobierno alemana en una entrevista televisada, tocando un punto controversial sin mencionar explícitamente el actual debate en torno al sacrificio de derechos civiles en nombre de la seguridad nacional.
 
El ministro alemán del Interior, Hans-Peter Friedrich, insistió este 9 de septiembre en la necesidad de que a las autoridades se les facilite la identificación de potenciales terroristas volviendo a permitir que el Estado almacene sistemáticamente información privada de los ciudadanos. Esa información incluye transacciones bancarias, tráfico de correos electrónicos, llamadas telefónicas y otros datos que circulan con ayuda de las telecomunicaciones; de ahí que la medida siga hallando resistencia en el país.
 
El debate continúa en torno al precio de la seguridad nacional
 
Deutschland Islam Präventionsgipfel im Innenministerium in Berlin Innenminister Hans-Peter Friedrich

Hans-Peter Friedrich, ministro alemán del Interior.

Friedrich enfatizó que el reciente arresto de Berlín de los dos sospechosos de terrorismo es evidencia de que los ataques en territorio alemán siguen siendo factibles, argumentando que los Estados ya no se enfrentan únicamente con grupos grandes, sino con estructuras terroristas descentralizadas e individuos radicalizados. Su defensa del almacenamiento de datos por parte de los servicios de inteligencia es compartida por colegas de su partido, la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), y por miembros del partido de Merkel, la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU).

 
Dieter Wiefelspütz, parlamentario del opositor Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) especializado en asuntos de política interior, criticó la prisa con que se pretende convertir el “afortunado hallazgo” de Berlín en un testimonio vinculante para hacer exigencias como las que orean Friedrich y otros políticos conservadores. “Si los sospechosos tenían teléfonos celulares en su poder, la policía ya los decomisó y puede obtener de ellos un montón de información sin necesidad de almacenar datos”, sostuvo Wiefelspütz.
 
Y aún dentro de la coalición de Gobierno se alzan voces en contra de la reactivación de la medida o de la manera en que ha sido concebida. La ministra de Justicia, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, representante del Partido Liberal (FDP), se opone frontalmente a la propuesta de Friedrich de almacenar todos los datos recogidos durante seis meses y ha dicho preferir el quick freeze, es decir, la conservación de los datos relacionados con casos de sospecha específicos. Esta es, en todo caso, una discusión que no verá su fin en el futuro cercano.
 
Autor: Evan Romero-Castillo
 
Editor: Enrique López

DW recomienda