Papa encarga a obispo colombiano detener fuga de fieles | Así es Alemania | DW | 29.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Papa encarga a obispo colombiano detener fuga de fieles

Octavio Ruiz fue designado por el Vaticano como el consejero para la Nueva Evangelización en un momento en que la Iglesia Católica atraviesa una seria crisis debido a la marcada disminución del número de fieles.

default

Ruiz dice que se trata de que el mensaje de la Iglesia llegue “con un lenguaje comprensible".

Octavio Ruiz, el obispo colombiano designado por el papa Benedicto XVI como el consejero pontificio para la Nueva Evangelización hace unos días, admitió que la Iglesia Católica atraviesa una seria crisis debido a la marcada disminución del número de fieles. Según sus declaraciones, dadas a conocer este domingo (29.5.2011), esa crisis puede profundizarse si la institución no se adapta a los tiempos modernos.

Ruiz dijo que su tarea es de las más importantes en el Vaticano porque consiste en “ayudar a despertar la fe en aquellos que se han alejado de su vida cristiana". El obispo de 66 años se ha puesto como objetivo predicar el Evangelio, pero apelando a lo que él describe como “nuevos métodos y expresiones” para poder “volver a tocar el corazón de las personas". ¿Está Octavio Ruiz proponiendo una apertura de la Iglesia Católica?

¿Una Perestroika en la Iglesia Católica?

Más de un religioso latinoamericano ha pedido la flexibilización del dogma y pagado las consecuencias de haber puesto al Vaticano en una incómoda posición de cara a la población católica, sobre todo frente a la de los países más pobres. De ahí que Ruiz escoja bien sus palabras cuando explica en una entrevista con el diario bogotano El Tiempo: “No se trata de cambiar su doctrina ni lo que durante veinte siglos se ha predicado”.

Kirchenvolksbewegung Wir sind Kirche

En Alemania, grupos como "Somos Iglesia" exigen profundas reformas en el seno de la Iglesia Católica.

Ruiz acota que se trata de promover la misma fe, pero garantizando que el mensaje llegue a la gente “con un lenguaje que sea comprendido hoy en día, usando los medios modernos y el adelanto científico al servicio del Evangelio. Que el mensaje sea comprendido en sus razones profundas, no como una postura o ideología religiosa". En otras palabras, tanto los canales de comunicación como la forma y el contenido de los recados de la Iglesia necesitan una actualización.

Los retos de un mundo cambiante

El ex arzobispo de la ciudad de Villavicencio y cercano amigo de Benedicto XVI no mencionó los tópicos usualmente oreados por quienes le atribuyen un anacronismo testarudo a los mensajes de la Iglesia Católica –su posición de cara a la ordenación de mujeres o a temas como la sexualidad humana y la salud reproductiva, por ejemplo– y, sin embargo, fue explícito al enumerar las razones por las que, según cree, muchos católicos se han alejado de la Iglesia.

Al referirse a los escándalos por los casos de abuso sexual de menores dentro de la Iglesia, el obispo comentó que no le corresponderá tratar ese asunto en el marco de sus nuevas funciones, pero admitió estar consciente de que esa materia ha ahuyentado a muchos fieles. No obstante, Ruiz enfatizó, como lo han hecho otros representantes de la jerarquía católica en días recientes, que son los excesos de la secularización los que atentan contra la fe.

"Estamos en un mundo cambiante, globalizado, que tiene muchos aspectos positivos. Pero se ha ido extendiendo una mentalidad secularizada que, frente a los adelantos modernos, quisiera prescindir de dios como si ya no fuera necesario en la vida. Cuando hay comodidad o muchos recursos, la fe suele pasar a un segundo plano", dijo.

Autor: Evan Romero-Castillo / dpa

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda