1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Otro debate sin Rajoy

Cuando faltan menos de dos semanas para las elecciones españolas, Soraya Sáenz de Santamaría, "número dos" de Mariano Rajoy, sustituyó al líder conservador en uno de los debates clave de la campaña.

La vicepresidenta del gobierno español se enfrentó al socialista Pedro Sánchez y a los líderes de los dos partidos emergentes, Albert Rivera, de Ciudadanos, y Pablo Iglesias, de Podemos, cuando el país especula con la posibilidad de que ella misma se convierta en jefa del Ejecutivo tras los comicios del 20 de diciembre.

Este fue el segundo debate electoral sin el jefe de gobierno español. En el primero de la campaña, organizado por el diario "El País" hace una semana, hubo un atril vacío: el de Mariano Rajoy. Este solo ha aceptado debatir cara a cara con Sánchez el 14 de diciembre. Hoy siguió el debate en Doñana, en el sur del país, junto a su esposa y sus dos hijos.

"Cualquiera de este partido puede venir a explicar lo que se ha hecho. Rajoy tendrá un debate con el líder de la oposición", dijo Soraya Sáenz en el enfrentamiento televisado, organizado por el grupo mediático Atresmedia.

Rivera, Sánchez e Iglesias, en el debate organizado por El País.

Rivera, Sánchez e Iglesias, en el debate organizado por El País.

Nuevo escenario

Algunos sectores sospechan que Sáenz de Santamaría podría ser la nueva jefa del Gobierno si el Partido Popular (PP) pacta con Ciudadanos tras las elecciones y Rivera exige la cabeza de Rajoy a cambio del apoyo.

Tras el final del bipartidismo, PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos se repartirán la mayor parte del nuevo Parlamento y los pactos serán necesarios para la formación de Gobierno, según los sondeos.

Con el PP en cabeza en las encuestas, ajustadas, la "número dos" de Rajoy defendió que gobierne la lista más votada. "Ojalá la solución al bipartidismo no sea un tripartido de perdedores", expresó sobre un posible pacto entre PSOE, Ciudadanos y Podemos.

Rivera, cuyo partido está cerca de ser segunda fuerza en los sondeos, mantiene incluso la convicción en una victoria y se mostró dispuesto a encabezar un gobierno apoyado por PP o PSOE.

La corrupción

La corrupción fue uno de los temas estrella del debate y el que más incomodó a la vicepresidenta, que recibió los ataques de sus adversarios políticos. "Ése es el motivo por el que el presidente no está hoy aquí", le espetó el líder de Ciudadanos.

El líder de Podemos recordó a la "número dos" del Gobierno el escándalo de presunta financiación ilegal del PP protagonizado por su ex tesorero Luis Bárcenas. "No se preocupe, no le estoy acusando a usted de estar detrás de ningún caso de corrupción", le dijo. "Es que no lo estoy", le contestó Sáenz de Santamaría.

ER (dpa, El País)

DW recomienda