1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

OTAN: diferencias sobre Ucrania y Georgia enrarecen ambiente

La cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte que empieza este miércoles en Bucarest promete emociones. Mientras Estados Unidos presiona para incluir a Ucrania y Georgia, Alemania y Francia se oponen.

default

Miembros y asociados de la OTAN en el mundo.

El presidente de Rumania, Traian Basescu, anfitrión de la cumbre de la OTAN que empieza este miércoles, criticó la política exterior rusa. "Rusia se niega a superar la lógica de la Guerra Fría", dijo Basescu en una entrevista con la televisión local, en referencia a la oposición rusa al escudo antimisiles estadounidense en Europa y a las intenciones ucranianas de incorporarse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

En lugar de ello, Moscú debería seguir la "lógica de la asociación" con la OTAN, dado que en definitiva Rusia sufre las mismas amenazas terroristas que los Estados occidentales, señaló. "No nos arrodillaremos (ante Rusia)", agregó y recalcó que "ya no hay Pacto de Varsovia".

Basescu dijo que tiene previsto hablar estas cosas con su colega ruso, Vladimir Putin, en caso de que asista a la cumbre de la OTAN. Por el momento, Putin sólo confirmó su asistencia ante Bruselas, pero no ante Bucarest.

Moscú amenaza con “apuntar misiles hacia Kiev”

Por su parte, el enviado ruso a la OTAN, Dmitri Rogozin, advirtió a Ucrania y Georgia que sus movimientos hacia una posible entrada en la Organización del Tratado del Atlántico Norte son "un punto de no retorno".

Los líderes de la organización debaten dos días en la cumbre de Bucarest si ofrecen a ambas ex repúblicas soviéticas el estatus de Plan de Acción de Membresía (MAP, por sus siglas en inglés) como un primer paso a su entrada en la alianza. El presidente ruso, Vladimir Putin, asistirá al encuentro.

"Si en la cumbre de Bucarest se garantizan MAPs a Ucrania y Georgia ello conducirá a una evolución dramática en nuestras relaciones", citó la agencia rusa Interfax a Rogozin. El enviado ruso había considerado ayer "pura propaganda" las garantías de Occidente de que el MAP no garantiza la entrada de esos países en la OTAN.

Moscú amenazó con redirigir sus misiles a Kiev y proyectó resoluciones para reconocer las regiones separatistas georgianas de Abjazia y Osetia del Sur si los países entran en la organización. Sin embargo, el presidente estadounidense, George W. Bush, aseguró el martes en Kiev, donde realizara una visita de Estado, su completo apoyo a Ucrania para que la ex república soviética sea incorporada al plan de acción para su futura adhesión a la OTAN.

"Rusia no tiene poder de veto", dijo Bush tras reunirse con su homólogo ucraniano, Victor Yuschenko. El líder estadounidense manifestó su esperanza en que Moscú aborte sus intentos de bloqueo contra la entrada del país en la organización.

¿Ucrania en la OTAN? Algunos quieren, muchos no

Ucrania es el único país que ha apoyado todas las misiones llevadas a cabo por la OTAN sin ser ella misma una de los miembros, se congratuló el presidente estadounidense al explicar los motivos de su apoyo a la solicitud ucraniana.

Las encuestas señalan que dos tercios de la población ucraniana están en contra de la entrada en la organización militar, pero Yuschenko expresó su esperanza en que la población apruebe la entrada en el plan de acción en el referéndum previsto.

¿A quién le sirve que Ucrania entre en la OTAN?

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, prometió presionar para que la OTAN acepte que Ucrania y Georgia pueden empezar sus procesos para ingresar a la alianza, pese a la resistencia de Rusia y al escepticismo de varios miembros europeos. "Ayudar a Ucrania a moverse hacia la OTAN está en el interés de cada miembro de la alianza y ayudará a avanzar en la seguridad y la libertad en esta región y alrededor del mundo", afirmó. El plan se enfrenta a la falta de apoyo en la propia Ucrania, mientras Rusia se opone con firmeza argumentando que la Alianza entraría en su esfera de influencia, y los miembros europeos de la OTAN están llenos de dudas.

Bush negó que fuera a renunciar a apoyar a Georgia y Ucrania a cambio de que Rusia acepte su despliegue de misiles de intercepción y un radar en Polonia y la República Checa. "Creo firmemente en que Ucrania y Georgia deberían tener su MAP y no habrá intercambios. Punto", dijo Bush y aseguró que se lo ha dejado claro al presidente de Rusia, Vladimir Putin.

También indicó que espera hacer progresos en el tema de la defensa antimisiles en su visita a Putin el fin de semana en el balneario ruso de Sochi, en la costa del Mar Negro: "Tengo esperanzas de que haya avances. Vamos a ver", dijo.

Alemania y Francia (por ahora) contra membresía de Ucrania en OTAN

Para muchos ucranianos, unirse a la OTAN no es una prioridad y sólo un 30 por ciento de sus ciudadanos apoyan la iniciativa. El primer ministro francés, François Fillon, dijo en un programa de radio: "Francia no dará su luz verde a la entrada de Ucrania y Georgia". Francia y Alemania se han resistido a dar un MAP a estos países alegando que ambos tienen que lograr aún una estabilidad política y que el proceso los pondría en contra de Rusia sin necesidad.

Moscú estudiará cuidadosamente el desarrollo de los acontecimientos. Autoridades rusas dijeron que Putin, que irá a la cumbre de la OTAN como invitado, dirá a la alianza que Rusia quiere trabajar con Occidente, pero también quiere que la OTAN tenga muy en cuenta su oposición a dar un MAP a los dos países. El plan es la primera etapa de colaboración militar con la

OTAN y no garantiza su membresía.

Macedonia: otro de los polvorines

Por último, desde Atenas, el Gobierno griego advirtió que vetará la invitación a Macedonia a entrar en la OTAN mientras no se solucione la cuestión del nombre de ese país, que Grecia pide se diferencie claramente de la provincia homóloga del norte del país, según fuentes del Ministerio de Exteriores.

DW recomienda