1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Oro "sin sangre" para Europa

Europa aprobó una ley para impedir la importación de las materias primas procedentes de regiones en conflicto. Pero todavía queda mucho por hacer.

Mina libre de conflictos en El Congo.

Mina libre de conflictos en El Congo.

El Parlamento Europeo, la Comisión Europea y los Estados miembros de UE acordaron después de años de negociaciones una ley para regular la importación de metales desde regiones en conflicto. El oro, coltán, estaño y tungsteno, que se obtienen principalmente en el Congo y la región alrededor de los Grandes Lagos en África, ya no servirán como mercancías para financiar grupos rebeldes.

En los debates con la Comisión Europea y el Consejo de Ministros, los diputados exigieron que las medidas fuesen legalmente vinculantes y no se limitasen a una mera autorregulación de las empresas implicadas. Para eso, la ley no solo afectará a minas, intermediarios o importadores, sino también a los fabricantes de vehículos de motor, equipos electrónicos o herramientas. Estos tendrán que demostrar en el futuro que las materias primas que usan no fueron adquiridas bajo condiciones inhumanas. Sin embargo, la ley no prevé implantar un código para que el consumidor pueda reconocer que el producto final esté "limpio" a la hora de la venta.

"Hora de actuar"

Aunque la UE aplica desde hace años los estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para la comercialización de oro, coltán, estaño y tungsteno, Europa sigue siendo el principal importador de minerales de África, por lo que tiene un gran impacto en el mercado.

"Es hora de actuar y no desviar la mirada", declaró el presidente del Comité de Comercio en el Parlamento Europeo, Bernd Lange (SPD), tras las negociaciones con la Comisión y el Consejo: "No es el final. El control de la cadena de suministros desde la mina hasta la fundición requiere un continuo proceso de aprendizaje y flexibilidad para tener éxito". Por su parte, la eurodiputada de Los Verdes Franziska Keller criticó que los compradores de portátiles y teléfonos móviles no puedan saber si sus productos contienen minerales sangrientos.

Durante la negociación, los Gobiernos de la UE resaltaron la importancia de que pequeños importadores, como joyeros o dentistas, no se viesen sobrepasados por la nueva burocracia. La certificación de las mercancías solo afecta a importadores de materias primas, pero no a plantas de fabricación.

Además existen espacios libres para pequeñas empresas, como la exención de declarar cantidades de oro por debajo de los 100 kg. Y algunas materias primas recicladas y almacenadas en Europa no están sujetas a la nueva ley.

Cinco años

A partir de ahora, la Comisión será responsable de controlar el mercado del oro y advertir posibles irregularidades. Además será quien determine la efectividad de las medidas a la hora de cerrar las fuentes de financiación de los rebeldes y los caudillos guerreros. 

Sin embargo, todavía se necesitará tiempo hasta que los efectos de esta medida sean palpables. Hasta 2021 no será necesario demostrar el origen del oro, coltán, estaño o tungsteno. Y otros productos como los diamantes que también juegan un papel clave en la financiación de las guerras, ni siquiera han sido incluidos explícitamente en esta nueva ley.

DW recomienda