“Origen”: inteligencia artificial versus religión | El Mundo | DW | 04.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Origen”: inteligencia artificial versus religión

Dan Brown, el especialista en teorías conspirativas, simbolismo y secretos, ha publicado su nueva novela "Origen". El profesor Robert Langdon, el protagonista, pasa de nuevo, por aventuras que amenazan su vida.

Origin, de Dan Brown

"Origin", de Dan Brown

El profesor de simbolismo Robert Langdon siempre ha sobrevivido, por un pelo, a sus anteriores aventuras que siempre lo han llevado a situaciones excitantes y espeluznantes: ha sobrevivido a una caída de un helicóptero, a una explosión de antimateria y a otras cosas muy desagradables.

Langdon ha tenido que lidiar con masones, templarios y hermandades secretas durante sus correrías por toda Europa. Él ha descifrado códigos ocultos en famosas pinturas renacentistas y, en medio de todo eso, perdió su memoria, temporalmente.  Gracias a que es un conocedor de símbolos de la Antigüedad.

En "Origen" empero, Dan Brown, dispone que su protagonista mire hacia el futuro. Un futuro que el exalumno de Langdon, Edward Kirsch, le muestra impresionantemente: este hiperinteligente multimillonario invita a su amigo y profesor, junto con otros personajes, al Museo Guggenheim de Bilbao para demostrarles que la Creación no necesita de ningún dios.

El ateo convencido quiere demostrar que sin la ayuda de Dios se puede responder a las últimas preguntas abiertas de la humanidad: ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? Las religiones del mundo prenden las alarmas. Y Kirsch no sobrevive a su conferencia. Pero deja a un consultor digital: "Winston", la inteligencia artificial asiste a Robert Langdon en forma de micrófono de oreja. La mujer de la historia, siempre una belleza, es aquí la directora del Museo Guggenheim que apoya a Langdon.

Ahora Langdon debe descubrir el misterio detrás Edward Kirsch y tiene que, de nuevo, descifrar un código, solo que esta vez, es un  código digital. Para ello, Langdon se mete en el mundo de los viejos maestros de obra y los tesoros arquitectónicos españoles: el Museo Guggenheim, la Sagrada Familia y el complejo residencial Casa Milà de Gaudí en Barcelona, así como el Palacio Real y el Asiento del Rey de El Escorial, en Madrid.

Al igual que en "Sacrilegio", "El Código Da Vinci" e "Inferno", esta novela es apta para el gran cine.

Silke Wünsch (jov/eal)

DW recomienda