Opositor venezolano encarcelado se niega a asistir a audiencia | América Latina | DW | 11.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Opositor venezolano encarcelado se niega a asistir a audiencia

Leopoldo López mantiene su posición de no comparecer ante tribunales hasta que se cumpla una recomendación de la ONU sobre su liberación. Sigue recluido en una prisión militar, acusado de instigación a la violencia.

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López, acusado de haber instigado las protestas que estallaron en febrero contra el gobierno, se negó a comparecer ante el tribunal de la causa y exigió que se cumpla una recomendación de Naciones Unidas sobre su liberación, dijo su defensa.

López está recluido en la cárcel militar de Ramo Verde, en la ciudad de Los Teques, y rechazó ser conducido al tribunal en Caracas, cuya jueza pospuso la audiencia.

Según su esposa, Lilian Tintori, el dirigente se mantiene firme en su decisión de no presentarse ante el tribunal hasta que la jueza Susana Barreiros se pronuncie sobre la resolución del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas, que pidió su liberación.

A la vez, el abogado de López, Juan Carlos Gutiérrez, señaló que el tribunal "sigue sin despacho, sigue sin responder a la ONU pero pretende hacer el juicio".

"En unas condiciones así, por supuesto López no vendrá", dijo a los periodistas.

Es la tercera vez que López se niega a ser trasladado al tribunal, por lo que la jueza ha fijado fechas distintas de audiencia para continuar el caso. La próxima será el 18 de noviembre.

Justicia "cerrada"

Gutiérrez dijo que la jueza está considerando reanudar el juicio en ausencia de López en caso de que declare su actitud "contumaz" por negarse reiteradamente a presentarse.

"López siempre ha acudido al juicio, pero cómo se puede dar un juicio si el tribunal no ha respondido una petición (de la ONU)", señaló.

Tintori dijo que la justicia venezolana "está cerrada" en el caso de su esposo, al denunciar la posición de la jueza de no pronunciarse sobre la resolución de la ONU.

"La verdad está cerrada no solamente para mí, sino para muchísimas familias venezolanas que están esperando justicia; la justicia hoy está cerrada en Venezuela y no lo vamos a permitir... Esperamos que acaten la decisión de Naciones Unidas", recalcó.

López está sometido a juicio por varios cargos, incluyendo instigación a la violencia en las protestas contra el gobierno. Los cargos prevén una pena de hasta diez años de cárcel.

El dirigente impulsó lo que llamó la "salida", que era una exhortación pública a protestar en las calles contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro. El gobierno lo acusó debido a que una marcha opositora que se dirigió el 12 de febrero a la Fiscalía General derivó en hechos de violencia que dejaron tres muertos.

Ese mes las protestas continuaron en reclamo por la inseguridad, el alto nivel de la inflación, la falta de libertades y la escasez de productos básicos y dejaron 40 muertos y más de 800 heridos.

López se entregó a las autoridades cuatro días después del estallido y desde entonces está encarcelado.

EL(dpa, efe)