1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania decide

Opinión: Merkel necesita más que palabras de seguridad

Tras unas cortas vacaciones de invierno, Angela Merkel deberá enfrentarse ahora a una desafiante tarea. ¿Continuará gobernando? ¿Con quién? ¿Y por qué? Esta decisión ya no está más en sus manos, opina Christoph Strack.

El lunes por la mañana, al cumplirse la primera semana del año, regresarán las coronas a la Cancillería federal. Más de 100 niños y niñas vestidos como Reyes Magos llamarán la atención sobre el destino de sus pares más necesitados en el mundo. Túnicas coloridas, cantos, buen humor y un mensaje de humanidad: durante un cuarto de siglo, este evento ha sido una cita obligatoria tanto para el canciller de turno como para el departamento de relaciones públicas.

Sin embargo, este año la llegada de los Reyes Magos estará marcada por un especial desafío. Angela Merkel, que ocupa de momento el cargo de canciller en funciones, necesita hoy más que nunca las relaciones públicas, así como, por qué no, el apoyo de una bendición. Los niños disfrazados como Reyes Magos entrarán a la Cancillería federal justo en los días cruciales en que tendrá lugar la decisión preliminar sobre si el tambaleante Partido Socialdemócrata (SPD) querrá integrar nuevamente un Gobierno con la debilitada Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel.

Pathos y promesas

Merkel está en su decimotercer año al frente de la Cancillería federal. Tres veces ha hecho, poco después de prestar juramento, una declaración gubernamental en el Parlamento señalando el camino de su accionar político. En 2005, en su primera alianza con los socialdemócratas, habló de una "coalición de nuevas posibilidades", prometió nuevos años de prosperidad para la República Federal y advirtió: "¡Permitámonos más libertad!"

En 2009, en tiempos de la crisis financiera y del euro, este entusiasmo previo había desaparecido. "No debemos cerrar los ojos a la realidad", dijo Merkel como jefa de un Gobierno federal formado por la CDU/CSU y el Partido Liberaldemócrata (FDP). Alemania está "en la peor recesión de su historia". Merkel quería "asegurar un buen futuro" para el país. ¿Y 2013? En la segunda gran coalición con los socialdemócratas liderada por ella, su primera declaración de Gobierno –tal como quería Bruselas– fue sobre Europa: "Alemania será fuerte a largo plazo solo si Europa es fuerte". El país tiene "responsabilidad por todo nuestro continente", aseguró.

Strack Christoph Kommentarbild App

Christoph Strack

La visión y tal vez el entusiasmo desbordado de principios de 2005 pronto desaparecieron. Claro, uno podría atribuir esto a la crisis financiera global. Pero entonces uno podría haber contrapuesto un gran relato contra el caos de los bancos. Cualquiera que haya seguido a la CDU en las elecciones federales de 2017 habrá leído la frase: "Por una Alemania en la que vivamos bien y a gusto". Y nadie puede estar en contra de eso. No obstante, la frase sonó más a slogan publicitario de una compañía de seguros que a lema de una campaña política.

Una cuestión de liderazgo

Merkel a menudo ha actuado tratando de dar seguridad, como ocurrió ante la crisis financiera mundial (cuando dio garantías a los pequeños ahorradores) o después de Fukushima (cuando quiso transmitir tranquilidad a los angustiados alemanes). Pero Alemania, y, por cierto, también el partido de Merkel, la CDU, necesita más que palabras de seguridad. En tiempos del populismo a mayor y menor escala, en tiempos de búsqueda de identidad y cohesión social, se requiere liderazgo. Emmanuel Macron lleva tiempo intentando esto en Francia, un país que económicamente se encuentra peor que Alemania. La atención que ha recibido internacionalmente Macron por su liderazgo muestra cuán grande es el déficit de este en Berlín.

Ver el video 02:52

Formar Gobierno, el primer objetivo de Merkel

Para Alemania, que a diferencia de Francia tiene una economía boyante, lo que está sobre el tapete es el concepto de una sociedad abierta y sus fronteras. Pero para Merkel estos meses tendrán que ver más con su supervivencia política. Si no llega a formar una gran coalición, ella preferirá convocar a nuevas elecciones. En tal caso, cabría dudar que Merkel lidere nuevamente la campaña electoral como candidata principal de la CDU. Pero el veredicto final sobre la grandeza de Merkel como líder del Gobierno y del partido ese verá también determinado, en última instancia, por cómo prepare a su partido para los tiempos que vendrán después de ella. Habrá que ver si este momento llegará en 2021 o en este 2018.

Autor: Christoph Strack (few/)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema