1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Opinión: Jugada maestra del SPD

Pese a que todas las encuestas dan a la canciller Angela Merkel y a su Unión como clara vencedora para las elecciones generales, con este sorprendente cambio los socialdemócratas entran al ruedo, opina Dagmar Engel.

La espera valió la pena: el Partido Socialdemócrata (SPD) comenzó el año electoral con un golpe de efecto. Que la canciller Angela Merkel volverá a ganar las elecciones es algo que la prensa y la opinión pública dan por hecho. Pero los cambios en la cúpula del SPD dan ahora material para comentar.

Casi tan popular como Merkel

Un nuevo presidente de partido y candidato a canciller que puede competir en popularidad con Merkel y estrechar la disputa por la cancillería como ningún otro socialdemócrata en la última década, ese es Martin Schulz. Europeísta demostrado, es un gran comunicador, agudo en el ataque e impasable en la defensa. Además, hay un socialdemócrata como presidente federal: Frank-Walter Steinmeier, ministro de Exteriores durante años, no un gran orador, pero alguien en quien los alemanes confían. Basta ver que hace años lidera las encuestas de popularidad. Los ministros de Exteriores son, tradicionalmente, los favoritos.

Kommentarbild Kommentatorenfoto Dagmar Engel

Dagmar Engel dirige el estudio berlinés de DW.

Para los alemanes, otra vez el partido se hace visible. Ya no es el aliado pequeño en la Gran Coalición (que si bien ha tenido éxito al imponerle sus políticas, al final los aplausos se los llevan Merkel y la CDU), sino un partido que, con un candidato que está fuera de los asuntos del Estado y de la disciplina del gabinete, puede ganar fuerza. Un partido que puede ahora concentrarse en su condición de socialdemócrata, actuando por la justicia social y por la defensa de los más débiles. Para hacer evidente a los electores que no es lo mismo si eligen a alguien que no "viene de arriba".

Un SPD europeísta

Pero una cosa sigue igual: un claro compromiso con Europa. El creciente nacionalismo que se ve en muchos lugares de Europa y del mundo no tiene lugar entre los partidos con representación parlamentaria en Alemania. Ni siquiera en año electoral.

Jugar no implica necesariamente ganar. Pero que estar ahí no lo es todo lo ha demostrado ahora el SPD. Después de varios años de debilidad, tiene ahora la oportunidad de convertirse en una verdadera alternativa para Alemania.

Autor: Dagmar Engel

DW recomienda