1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Opinión: Alepo, el crimen paga

Aunque la batalla continúe, el régimen sirio consiguió un éxito militar en Alepo con la ayuda de Irán y Rusia. El escándalo es que el mundo mire impasible ante tantos muertos, opina Rainer Sollich

Manifestación en Idlib (Siria)

Manifestación en Idlib (Siria)

Ali Larijani fue uno de los primeros en felicitar por la "liberación" de Alepo. El "pueblo sirio" logró un "éxito contra los terroristas ", dijo el presidente del Parlamento iraní según las publicaciones de las agencias de noticias.

Pero, en realidad, se trataba de un autoelogio descarado. La victoria militar del régimen de Assad en Alepo no habría sido posible sin el masivo apoyo de Irán y de milicias chiitas financiadas por Teherán, como el Hezbolá del Líbano. Tampoco hubiese sido posible sin la participación activa de Rusia en forma de brutales ataques aéreos tanto contra los rebeldes armados como contra la población civil.

Vidas que no valen nada

Hasta hace poco, en Alepo todavía se seguía combatiendo y bombardeando. En ambos bandos las vidas humanas no valen nada. Se trata de destruir al enemigo sin reparar en las pérdidas. Según los datos de la ONU, en los últimos días hubo masacres terribles. Y tales atrocidades podrían continuar incluso después de que los vencedores hayan tomado el último bloque.

Rainer Sollich, periodista de DW.

Rainer Sollich, periodista de DW.

La victoria militar del régimen de Assad es imparable, siempre y cuando pueda confiar en sus aliados. Una vez que Alepo esté realmente bajo el mando del régimen, seguramente Bashar al Assad  intentará tomar  las zonas controladas por los rebeldes en la región de Idlib. Por lo tanto, la guerra continuará y todavía se cobrará muchas vidas. ¿Quién o qué podría detener sino a Bashar al-Assad?

¡Seguro que Occidente o la llamada "comunidad internacional" no lo harán! Como reconoció el secretario general saliente de la ONU, Ban Ki Moon, las Naciones Unidas fracasaron por completo. El mundo observa impasible las matanzas de Aleppo y del resto del país. Y a pesar de que la diplomacia vaya a toda máquina, detrás no hay más que mera impotencia. ¡Nadie acude en ayuda de los civiles asediados! Y con el futuro presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tampoco cambiará mucho.

No hay opciones sin Rusia e Irán

El amargo mensaje que nos deja Alepo es que los crímenes de guerra pagan. El segundo mensaje es que en Siria no funciona nada sino es con Rusia e Irán. En Irak, Líbano y Egipto, algunos Gobierno podrían tener simpatías por este "nuevo orden”  en la región. Sin embargo, Arabia Saudita y el resto de emiratos del golfo no lo tolerarán y seguirán armando a sus aliados. Es decir, la matanza continúa.

DW recomienda