Opinión: ¡Adelante! Pero no como hasta ahora | Alemania decide | DW | 04.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Opinión: ¡Adelante! Pero no como hasta ahora

La canciller Angela Merkel podrá formar finalmente un nuevo gobierno. Será su último y más difícil mandato. La cuestión es qué quiere Alemania realmente, una opinión de Ines Pohl, redactora jefa de DW.

Algo empieza a salir bien. Con una clara mayoría del 66 por ciento, los afiliados del SPD han dicho "sí" a una nueva alianza del gobierno con Angela Merkel. El nuevo gobierno debería tomar posesión antes de Pascua.

El camino no fue fácil. El primer intento de coalición fracasó. Políticos como Martin Schulz, breve estrella del SPD, se quedaron en el camino. La canciller no conseguía erigir un gobierno con el nuevo panorama político, dividido entre partidos minoritarios.

Algo inédito en Alemania. Desde la fundación de la República Federal en 1949, siempre uno de los dos partidos principales buscaba un socio cuando no podía gobernar solo. Eso era suficiente. Durante doce años la situación fue muy predecible. Angela Merkel era la canciller y lo demás importaba poco al resto del mundo.

Con la entrada del partido de derecha AfD en el parlamento alemán, terminó esta forma cómoda de hacer política. Los grandes partidos son cada vez más pequeños; los pequeños, cada vez más grandes. Y, así, la formación de gobierno es cada vez más complicada.

Alemania lucha por su identidad

Este nueva y compleja situación es un reflejo de lo que está sucediendo en Alemania. Los dos grandes partidos de masas han decepcionado tanto a su electorado que este opta por radicalismos de izquierda o de derecha. Los antiguos grandes partidos no tienen argumentos políticos para responder a los temores de muchos alemanes, que sienten que sus condiciones de vida empeoran. No tienen respuestas para cuestiones como la globalización, la integración y el encaje de la identidad. Y en la política exterior no está claro qué papel quiere jugar Alemania en el mundo de Trump, Putin y Xi Jinping. Ni qué significa en última instancia asumir mayores responsabilidades en la política exterior y de defensa de la Unión Europea.

Los últimos meses de dura contienda son la llamada de atención que Alemania necesitaba desesperadamente. Los políticos deben hacer sentir al electorado que vuelve a ser escuchado. Y tienen que demostrar que entienden las preocupaciones de la gente, para no dejarla caer en viejos y peligrosos nacionalismos.

Ines Pohl Kommentarbild App (DW/P. Böll)

Ines Pohl, redactora jefe de DW.

El SPD y la CDU deben encontrar ahora la manera de, a pesar del acuerdo de gobierno, ser capaces de expresar sus diferencias. Sólo perfiles políticos bien definidos y diferenciables podrán detener la deriva de los votantes hacia los extremos. Si no, ambos partidos caerán a la vez. Como muy tarde, en las elecciones de 2021. No deberían tener miedo a dirigirse al público equivocado: no está prohibido tratar de cazar votos en los caladeros del AfD.

Un aldabonazo importante

Angela Merkel puede por fin formar gobierno. El largo camino indica claramente que para mantener el rumbo político tendrá que seguir peleando. Con la llegada del AfD al Bundestag alemán se ha despertado una desacostumbrada cultura del debate. El político verde Cem Özdemir fue uno de los primeros en demostrar en un discurso fulminante cómo lidiar con el odio y la exclusión. Hijo de inmigrantes turcos, demostró que el amor a la patria y el orgullo por ser alemán no tienen por qué ser entendidos exclusivamente como conceptos de oscuras épocas pasadas. Por el contrario, pueden ser un impulso que ayude a construir la sociedad plural y libre que Alemania representa. Hacia tiempo que algo así no se decía.

Así que ahora empieza la hora de esgrimir los mejores argumentos: la era de la falta de alternativas ha terminado. Un buen comienzo tras una larga fase de parálisis política que ya duraba más incluso que los cinco meses de formación de gobierno.

Autora: Ines Pohl (LGC/CH)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  


DW recomienda