1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Opinión: A golpes contra una renacida oposición rusa

Alexei Navalni llama a protestar y acuden jóvenes de todo el país. En Moscú, la policía disolvió la manifestación pacífica por la fuerza. No es un buen augurio para las presidenciales de 2018, a juicio de Hermann Krause.

Tras un paréntesis de casi cuatro años, la oposición vuelve a mostrar la cara en Rusia. En Moscú, decenas de miles salieron a las calles. Tal vez sea el comienzo de un nuevo movimiento anti-Putin, no se puede saber. Alexei Navalni llamó a través de las redes sociales a movilizaciones en todo el país.

Navalny había publicado en su blog contra la corrupción una película sobre Dimitri Medvedev. Según la investigación de sus productores independientes, el primer ministro se habría enriquecido descaradamente: yates, inmuebles de lujo e, incluso, viñedos en la región de Toscana. Esto es, incluso para los rusos, acostumbrados a que sus políticos sean corruptos, demasiado. Sobre todo, porque Medvedev, considerado un liberal en Occidente, en un encuentro con jubilados respondió a la pregunta de por qué eran tan bajas las pensiones: "No hay dinero, aguanten, les deseo al menos buen humor". Palabras muy repetidas en Rusia.

El ministro corrupto puede quedarse

En realidad, Medvedev, que de todos modos es muy impopular entre la gente, ya no cuenta. Pero es improbable que Vladimir Putin lo destituya. De haber cedido a los manifestantes se hubiera podido interpretar como un signo de debilidad. ¡Putin, el presidente fuerte! Pero la imagen comienza a tambalearse cuando el poder del Estado se dedica a atacar a los jóvenes que pacíficamente se manifestaban el domingo en la calle Twerskaja. El portavoz de Putin comentó solamente que la acción era una provocación.

No, esa no es la respuesta a las preguntas y a la falta de perspectivas de las nuevas generaciones, que no quieren guerra en Siria, ni operaciones militares en el Donbás, ni un conflicto con Ucrania. Son jóvenes que quieren aprender, estudiar y viajar al extranjero… ¡Se sienten parte de Europa!

WDR-Journalist Hermann Krause (WDR/Kostja Krasnobajew)

Hermann Krause dirige el estudio de la cadena alemana ARD en Moscú.

Extrañamente sí que se les permitió hacer manifestaciones en otras ciudades rusas. Como las protestas en los Urales, en Siberia y en las lejas regiones orientales. Allí, al contrario que en Moscú, se permitieron los discursos públicos. En todas partes se escucharon las mismas preocupaciones: precios altos, bajos ingresos, diminutas pensiones y una deficiente atención sanitaria.

El imperio de Putin está crisis y todo el mundo lo sabe

Exteriormente Putin juega el papel de gran estadista, pero en el interior la situación ha empeorado. La pobreza vuelve a ser un problema, los salarios muchas veces no se pagan. Rusia no está inmersa únicamente en una crisis económica, sino también política: la corrupción no se ha reducido en absoluto. Ministros, gobernadores, diputados o funcionarios se siguen enriqueciendo. Y la gente lo sabe.

El Gobierno de Moscú había ofrecido a Navalni manifestarse fuera, en un parque. Para dificultar en cierto modo la asistencia de público. Al parecer, eso es lo que temía el Kremlin. Sobre todo la presencia de público joven. En vez de respuestas hubo golpes. No es una buena señal para un nuevo período del sempiterno presidente Putin.

DW recomienda