1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

ONU: Millones de personas sin acceso a analgésicos opiáceos

La ONU alertó que alrededor de 5.500 millones de personas tienen nulo o muy limitado acceso a analgésicos opiáceos como la morfina y la codeína, usados para combatir los dolores intensos de enfermedades como el cáncer.

La ONU alertó que alrededor de 5.500 millones de personas tienen nulo o muy limitado acceso a analgésicos opiáceos como la morfina y la codeína usados para combatir los dolores intensos de enfermedades como el cáncer.

Esta enorme cifra supone que "tres cuartas partes del mundo tiene escaso o ningún acceso a tratamientos paliativos del dolor" para enfermedades graves, terminales o crónicas, denunció la #link:https://www.incb.org/documents/Publications/AnnualReports/AR2014/Spanish/AR_2014_S.pdf:Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE)# en su informe anual.

En contraste, más del 90 por ciento de la morfina se consume en países como Estados Unidos, Canadá, Europa Occidental y Australia. Esto representa apenas un 17 por ciento de la población mundial. "Este problema se ha agravado en el último año debido a desastres naturales y conflictos armados, que han aumentado la necesidad de sustancias fiscalizadas para tratar a heridos y enfermos", destaca en el documento el presidente de la JIFE, el sudafricano Lochan Naidoo.

El reducido uso de estos analgésicos opioides para el tratamiento del dolor en muchos países se debe a diferentes factores como una reglamentación inadecuada, escasa capacitación del personal sanitario, prejuicios culturales, factores económicos y falta de acceso a este tipo de medicamentos.

América Central sigue siendo la principal ruta de tránsito de cocaína hacia EE. UU.

América Central sigue siendo la principal ruta de tránsito de cocaína hacia EE. UU.

Mayor producción y consumo de sustancias prohibidas en América Central

Sobre la situación de las drogas en el mundo, la JIFE llama a los Estados a luchar contra los "aspectos socioeconómicos" que fomentan el consumo de drogas y el narcotráfico.

El informe recuerda que América Central no sólo sigue siendo la principal ruta de tránsito de la cocaína hacia EE. UU., lo que genera violencia y corrupción a su paso, sino que también está viendo un aumento en la producción y el consumo de sustancias prohibidas.

América del Norte, pese a la disminución del consumo de drogas registrada en los últimos años, tiene la mayor tasa de mortalidad del mundo por ese motivo: 142 muertes por cada millón de adultos de entre 15 y 64 años de edad. "En Estados Unidos las muertes por una sobredosis de droga, relacionadas sobre todo con opioides de venta con receta médica, superan actualmente a las muertes por homicidio y accidente de tráfico", señala la JIFE.

OHA/CP (efe, dpa)

Enlaces externos