1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

ONU: hay menos violencia en Colombia a partir del proceso de paz

El número de víctimas y el impacto humanitario del conflicto armado han disminuido desde que se iniciaron las conversaciones de paz entre el Gobierno y las FARC, según un informe de la Oficina de Asuntos Humanitarios.

Fabrizio Hochschild, de la OCHA

Fabrizio Hochschild, de la OCHA

El conflicto armado que afecta a Colombia desde hace más de medio siglo ha disminuido desde 2012, cuando el gobierno y la guerrilla de las FARC iniciaron en Cuba el proceso de paz, según un estudio presentado en Bogotá por la Oficina de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).

El coordinador residente y humanitario de las Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild, señaló que desde que empezó la negociación se ha observado una disminución de hasta el 48 por ciento de la cantidad de víctimas del conflicto.

Hochschild mencionó que desde noviembre de 2012 hasta junio de 2015 se redujo en un 27 por ciento el desplazamiento forzado de personas como consecuencia del conflicto frente a los 32 meses anteriores al proceso de paz.

Menos acciones bélicas

El estudio de la OCHA, titulado "Tendencias Humanitarias y Paz noviembre 2012-junio 2015", también indica que, en términos generales, durante ese lapso disminuyeron la cantidad de acciones bélicas del grupo guerrillero, los ataques a la población civil, las víctimas de minas antipersona y los secuestros.

Según Hochschild las cifras disminuyeron en gran parte por las seis declaraciones de alto el fuego que han hecho las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) durante el proceso de paz, que han contribuido a reducir en 60 y 52 por ciento las cifras de ataques guerrilleros y de desplazados, respectivamente.

Las FARC cumplen desde el pasado 20 de julio un alto el fuego, que fue respondido por el presidente Juan Manuel Santos con una orden a la Fuerza Aérea para suspender los bombardeos contra campamentos guerrilleros, en el marco de un acuerdo para iniciar una fase de desescalamiento del conflicto.

Esperanza y preocupación

El delegado de las Naciones Unidas catalogó el actual escenario de "alentador" y destacó el avance del proceso de paz, pero dijo que el estudio de la OCHA sigue mostrando datos preocupantes por la violencia en Colombia.

Hochschild expresó que el Estado debe tomar medidas para impedir que nuevos grupos armados comiencen a actuar en los lugares que dejen las FARC en caso de que ese grupo guerrillero firme la paz con el gobierno y se desmovilice.

Asimismo, dijo que en lo que va de este año 69 defensores de los derechos humanos y líderes políticos han sido asesinados, lo que calificó de "alarmante", pues en el mismo periodo de 2014 la cifra llegaba a 35.

"Eso es un retroceso muy importante, muy lamentable en términos de protección a líderes sociales y líderes comunitarios", expresó.

EL(dpa, efe, reuters)