1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

ONU: “En Al Yarmuk puede haber un genocidio”

Hay miles de personas atrapadas entre varios frentes en Al Yarmuk, un barrio poblado por refugiados palestinos en el sur de Damasco, a sólo 5 kilómetros del centro y controlado por el grupo terrorista EI.

Sin alimentos ni medicamentos perseveran en medio de las ruinas de sus casas mientras se libran feroces combates entre el grupo yihadista Estado Islámico (EI), Al Nusra (rama de Al Qaeda en Siria) y milicias palestinas. El portavoz de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos, Christopher Gunnes, exige el cese inmediato de todas las operaciones militares en Al Yarmuk. Y advierte de un asesinato en masa.

Al Yarmuk es un barrio que tenía unos 160.000 habitantes, que desde hace dos años padecen hambre, sed y enfermedades. Al Yarmuk fue primero sitiado por las tropas de Assad y ahora por las milicias del EI, que impiden todo contacto con el exterior.

"Yarmuk, un infierno inhumano”

Este barrio de refugiados ha sido convertido en un campamento de la muerte. Se estima que hay unas 18.000 personas, entre ellos 3.000 niños, en calidad de rehenes del EI. Por ello exigimos acceso inmediato para entrar a socorrerlos”, clama el portavoz de la ONU Christopher Gunnes.

Desde julio de 2013, una parte de la guerra civil siria tiene lugar en Al Yarmuk. Desde que opositores al régimen sirio salieron a las calles de Yarmuk, este barrio de Damasco fue acordonado por soldados del dictador Assad.

El reciente primero de abril, el grupo yihadista Estado Islámico inició un ataque en Al Yarmuk, donde se enfrenta desde entonces a Aknaf Beit al Makdis, una facción palestina opuesta al régimen de Bachar al Assad, y a rebeldes sirios que han acudido a defender el lugar. Antes de la entrada de los yihadistas únicamente estaban allí esa facción palestina y el Frente al Nusra, mientras que el ejército sirio, respaldado por el Frente Popular para la Liberación de Palestina-Comando General FPLP-CG, lo cercaba.

Christopher Gunnes, portavoz de la Agencia de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos, habla de una "mortal mezcla de unidades armadas" en el barrio, que todavía se llama un campo de refugiados.

Yarmuk no era un típico campo de refugiados

"En Yarmuk la gente no vivía en tiendas de campaña. Este era un animado barrio de Damasco, con casas de ladrillo y edificios de ocho plantas. Pero ahora es una ciudad apocalíptica en ruinas. Quien salga a buscar algo comestible arriesga su vida, si es que no muere víctima de un bombardeo. El mundo no puede quedarse quieto ante la tragedia que está sucediendo en Yarmuk”, repite Gunnes.

Unas 18.000 personas están allí esperando dentro de sus casas bombardeadas. Se les mueren los niños de hambre, pero no pueden salir a la calle a buscar comida. Y ahora el distrito está aparentemente bombardeado desde el aire, convirtiéndolo en un lugar inhumano donde puede tener lugar un asesinato en masa... "el mundo no debe esperar a verlo".

Pero aún en medio de esta caótica situación de la guerra civil siria, las Naciones Unidas pueden lograr cualquier cosa, dice Christopher Gunnes. La comunidad mundial tiene la responsabilidad de no dejar sola a la gente de Al Yarmuk.

Entretanto, el comisionado general de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Pierre Krähenbühl, realiza una visita "urgente" a Siria para "obtener una visión más cercana" de la situación en el campo de refugiados de Al Yarmuk.