1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

ONG alemana suspende misiones de rescate en el Mediterráneo

Del mismo modo, la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció la suspensión temporal de las labores de búsqueda y rescate debido a las "restricciones a la asistencia humanitaria" impuestas por Libia.

Italien Flüchtlinge werden von Hilfsorganisation Sea-Eye gerettet (picture alliance/dpa/NurPhoto/C. Marquardt)

Refugiados son trasladados de la embarcación de la ONG Sea-Eye 'Seefuchs' a un barco de guardacostas italiano después de ser rescatados en el mar el 21 de mayo de 2017 en Lampedusa, Italia.

Al igual que la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras, la ONG alemana Sea Eye anunció hoy (13.08.2017) que suspende por el momento sus operaciones de rescate de migrantes y refugiados en el mar Mediterráneo por motivos de seguridad.

Su decisión se produce después de que el Gobierno libio anunciase la ampliación indefinida y unilateral de sus aguas territoriales, unido a una amenaza explícita contra organizaciones no gubernamentales (ONG), afirmó Sea Eye.

"Cientos de miles (de personas) llegaron en su huida al infierno de Libia y quedaron abandonados e indefensos ante la arbitrariedad de bandidos, traficantes y milicias cercanas al Gobierno. Ahora se les quita la última oportunidad de escapar de esa situación", comunicó el fundador de la ONG con sede en Ratisbona, Michael Buschheuer.

Médicos Sin Fronteras suspende operaciones

Por su parte, Médicos Sin Fronteras (MSF) ya anunció el sábado que suspenderá por ahora sus operaciones de búsqueda y rescate de migrantes y refugiados en esa misma zona. La ONG detalló en un comunicado que suspenderá las operaciones de su buque "Prudence" pero continuará prestando apoyo médico a la nave "Aquarius", que gestiona junto a la organización "SOS Méditerráneé".

 Flüchtlingsinitiative Sea Eye - Michael Buschheuer (picture alliance/dpa/dpa-Zentralbild/S. Sauer)

El fundador de la ONG Sea Eye, Michael Buschheuer

La decisión de esta organización se produce un día después de que las autoridades de Trípoli instituyeran su área de búsqueda y rescate (SAR, en inglés) frente a sus aguas territoriales, comunicándoselo a la Organización Marítima Internacional (OMI).

De este modo, apuntó MSF, las autoridades libias "restringieron el acceso de los buques humanitarios a las aguas internacionales de las costas" de Libia, desde donde zarpan la mayoría de inmigrantes que ponen rumbo a Europa e Italia y son rescatados por las ONG.

Riesgos de seguridad

Inmediatamente después, explican desde MSF, el centro de coordinación de rescate marítimo en Roma (MRCC, en inglés) advirtió "sobre los riesgos de seguridad asociados con las amenazas emitidas públicamente por la Guardia Costera libia" contra los buques que operan en aguas internacionales.

En lo que va de año, unos 2.400 migrantes y solicitantes de asilo murieron mientras intentaban cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa, principalmente desde las costas de Libia, sumida en un conflicto interno, hacia Italia.

FEW (dpa, EFE)

 

DW recomienda