1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ofrenda floral de Abe antes de su visita a Pearl Harbor

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, depositó una corona de flores en un memorial de la isla hawaiana de Oahu antes de emprender su histórica visita a Pearl Harbor junto al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Barack Obama y Shinzo Abe en Honolulu

Barack Obama y Shinzo Abe en Honolulu

Los dos líderes visitarán la base naval situada en la misma isla que, tras ser atacada por Japón en 1941, provocó la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

Abe llegó el lunes a Hawai, donde los Obama están pasando sus vacaciones de Navidad, y fue recibido por el gobernador, David Ige. Poco después visitó el cementerio National Memorial Cemetery of the Pacific y depositó una corona de flores.

La visita de Abe tiene lugar 75 años después del ataque y su objetivo es subrayar la alianza entre ambos países. Además, supone un simbólico gesto tras la visita que Obama realizó en mayo a Hiroshima, donde Estados Unidos lanzó su primera bomba atómica.

Está previsto que los líderes visiten el sitio conmemorativo USS Arizona Memorial, una enorme estructura blanca suspendida sobre los restos de un buque destrozado durante la batalla.

"Abe no pedirá perdón”

Según fuentes del Gobierno nipón, Abe no pedirá disculpas por el ataque sorpresa a la base de Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941. En él fallecieron 2.403 estadounidenses, desintegrando prácticamente la flota del Pacífico. "Visitaré Pearl Harbor con el presidente Obama y quiero manifestar nuestro recuerdo (por las víctimas) y la fuerza de la reconciliación para Japón, Estados Unidos y el mundo", dijo Abe durante una cena celebrada el lunes con la comunicada japonesa-estadounidense de la isla.

Aunque no se trata de la primera visita de un líder japonés a Pearl Harbor, sí será la más destacada, pues Abe estará acompañado de un presidente estadounidense en funciones y rendirá tributo a los fallecidos en la guerra.

De hecho, el primero fue Shigeru Yoshida, que realizó una visita de perfil bajo en 1951, seguido de otros dos primeros ministros durante esa misma década, confirmaron las autoridades niponas.

En Hiroshima, Obama tampoco pidió perdón por las acciones estadounidenses, pero sí habló de la necesidad de evitar la proliferación nuclear.  Obama y Abe se reunirán antes de partir hacia el Arizona Memorial y después pronunciarán unas palabras ante militares y funcionarios entre los que seguramente se incluyan veteranos y supervivientes al ataque, señaló Daniel Kritenbrick, asesor de Obama para Asia.

JOV (dpa, dlf)

DW recomienda