1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Odebrecht pagó 800 millones en sobornos

La constructora, implicada en la operación 'lava jato', obtuvo así obras en doce países, casi todos latinoamericanos, y obtuvieron grandes beneficios con adjudicaciones públicas.

La constructora brasileña Odebrecht pagó unos 788 millones de dólares en sobornos en doce países de Latinoamérica y África, incluido Brasil, según documentos publicados este miércoles (21.12.2016) por el Departamento de Justicia de Estados Unidos. El comunicado implica también directamente a Braskem en la trama de sobornos. La compañía petroquímica pagó aproximadanente 250 millones de dólares entre 2006 y 2014 a través del "sistema de pago de sobornos fuera de contabilidad" de Odebrecht, según el texto.

Los pagos se hicieron en relación con "más de 100 proyectos en 12 países, incluidos Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela", según los documentos del Tribunal del Distrito Occidental de Nueva York. La divulgación de esos papeles coincidió con el anuncio hoy de Odebrecht de que firmó acuerdos por los que se comprometió a pagar multas sumadas por 6.959,4 millones de reales (unos 2.047 millones de dólares) a los gobiernos de EE.UU., Brasil y Suiza para compensar los actos ilícitos por los que se le investiga en los tres países.

En Brasil, esos actos ilícitos empezaron en 2003 y continuaron hasta 2016, periodo en el que Odebrecht pagó en su país "aproximadamente 349 millones de dólares en sobornos corruptos hechos a partidos políticos, funcionarios extranjeros y sus representantes".

Fuera de su país, la compañía pagó unos 98 millones de dólares en Venezuela, entre 2006 y 2015, a "funcionarios e intermediarios del Gobierno" para "obtener y retener contratos de obras públicas". Asimismo, desembolsó 92 millones de dólares, entre 2001 y 2014, en la República Dominicana a "funcionarios e intermediarios del Gobierno" y, como resultado, obtuvo unos beneficios de 163 millones de dólares.

En Panamá, país en el que Odebrecht ha tenido gran actividad de obras en los últimos años, los sobornos ascendieron a 59 millones de dólares entre 2010 y 2014, durante la administración del anterior presidente, Ricardo Martinelli, y con los contratos obtenidos la empresa logró 175 millones de beneficios. Las autoridades del país ya han anunciado que pedirán información para iniciar una investigación, al igual que Perú, donde los sobornos suman un total de 29 millones de dólares (con un beneficio de 143 millones de dólares).

En Argentina, la constructora pagó, entre 2007 y 2014, más de 35 millones de dólares a "intermediarios con el acuerdo de que esos pagos pasarían, en parte, a funcionarios del Gobierno". Esos sobornos tenían relación con "al menos tres proyectos de infraestructura" y, como consecuencia, la compañía se llevó unos beneficios de 278 millones de dólares.

La corrupción de Odebrecht también llegó hasta Colombia, donde pagó más de 11 millones de dólares, entre 2009 y 2014 para adjudicarse "contratos de obras públicas", y logró un beneficio de más de 50 millones de dólares. En Ecuador, entre 2007 y 2016, la constructora hizo pagos corruptos por valor de más de 35,5 millones de dólares a "funcionarios del Gobierno", lo que le generó unos beneficios de más de 116 millones de dólares.

Según el informe del Departamento de Justicia, entre 2013 y 2015, durante el gobierno del presidente guatemalteco Otto Pérez Molina, la constructora brasileña destinó unos 18 millones de dólares en sobornos a funcionarios del Gobierno para obtener contratos de obras públicas con los que obtuvo 34 millones de beneficios.

En México, las mordidas a los funcionarios sumaron unos 10,5 millones de dólares, y Odebrecht logró más de 39 millones de dólares de beneficios con los contratos que aseguró a resultas de ellas.

LGC (EFE/dpa/Reuters)

DW recomienda