Obama en Jordania, preocupado por Siria | El Mundo | DW | 22.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama en Jordania, preocupado por Siria

En su breve visita a Jordania, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio un espaldarazo al rey Abdalá II y le prometió ayuda con los refugiados sirios.

La breve visita a Jordania es la última etapa del viaje del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al Cercano Oriente, donde acaba de visitar Israel y los territorios palestinos. En un demostrativo espaldarazo a un gobierno aliado, en uno de los países a donde, pese a las protestas populares, no ha llegado la llamada "primavera árabe", Obama centró su visita en el tema sirio.

El mandatario estadounidense se mostró preocupado por la situación en Siria y expresó temor de que el país se convierta en un "enclave del extremismo", además de convocar a la comunidad internacional a apoyar a la oposición. "Estoy muy preocupado por que Siria se pueda convertir en un enclave del extremismo, porque los extremistas crecen en el caos, en los vacíos de poder", aseguró el mandatario estadounidense en la rueda de prensa posterior a las conversaciones que mantuvo en Ammán con el rey de Jordania, Abdalá II.

"Y por eso creo que es tan importante trabajar como una comunidad internacional para ayudar a acelerar una transición política que sea viable. Tener una oposición política unida es crítico para eso", añadió. A su vez, Obama volvió a dejar claro que apuesta por el fin del presidente sirio Bashar al Assad. "Confío en que Assad se marche (...). La cuestión no es si (se va), sino cuándo", dijo. El mandatario advirtió en contra del uso de armas químicas en Siria, lo que "cambiaría el juego". Con el uso de armas químicas, la situación en Siria, que vive una guerra civil, se descontrolaría, dijo Obama, quien añadió que Estados Unidos investiga a fondo las recientes informaciones sobre el uso de este tipo de armas.

Refugiados

Por su parte, el rey Abdalá subrayó los problemas que están surgiendo a raíz de la llegada a Jordania de refugiados desde Siria. Actualmente hay más de 460.000 refugiados en el país. "Es un diez por ciento de la población", dijo. "El campamento de refugiados es ahora la quinta mayor ciudad del país", indicó el monarca, quien aseguró no obstante que no negará la acogida a ningún refugiado. El rey aprovechó la ocasión para demandar ayuda internacional. "Estamos extremadamente preocupados por el riesgo de que se produzca un prolongado conflicto sectario que, si sigue como hasta ahora, lleve a la fragmentación de Siria, lo que obviamente tendría consecuencias desastrosas en la región para las próximas generaciones", indicó.

Obama, por su parte, anunció que Estados Unidos otorgaría 200 millones de dólares a Jordania para aportar a los costos, estimados en 1.000 millones de dólares, de albergar a la comunidad de refugiados sirios. "Estos representará más ayuda humanitaria y servicios básicos, entre ellos educación para los niños sirios (que están) tan lejos de casa, cuyas vidas han cambiado drásticamente", señaló.

Obama regresa este sábado Estados Unidos, pero antes visitará la famosa ciudad jordana de Petra.

rml (dpa, reuters)

DW recomienda