1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

¿Nuevos tiempos para un gigante bancario?

Cambio de dirigencia en el Deutsche Bank. El británico John Cryan tomará las riendas de la institución en reemplazo de Anshu Jain. Jürgen Flitschen se quedará un año más, y se mantendrá la estrategia actual.

Al final todo se resolvió de manera sorpresivamente rápida. En menos de tres semanas, Anshu Jain cederá su puesto como uno de los dos co-jefes del Deutsche Bank. Jürgen Fitschen, quien compartió con Jain la dirigencia de la institución bancaria más grande de Alemania, podrá permanecer en la cima de la misma hasta mayo de 2016, cuando se realizará la próxima asamblea general. Su tarea, según informó el propio banco el domingo, consistirá en llevar a cabo una transición libre de obstáculos, así como preparar al nuevo jefe del Consejo. Éste se llama John Cryan, es británico y tiene 54 años de edad. Hasta la fecha, Cryant es miembro del Consejo de Vigilancia.

Escándalos sin fin

La credibilidad de Jain y Fitschen se había desgastado definitivamente. El banco tuvo que confrontarse una y otra vez con los escándalos del pasado, además de que se vio obligado a pagar miles de millones de euros en sanciones. En Múnich Fitschen tiene aún que rendir cuentas ante la Justicia, junto con otros ex-presidentes del Deutsche Bank. Nada de esto ayuda a que el banco emprenda un nuevo inicio, y el final del túnel no está a la vista.

Desde Rusia llegan nuevas acusaciones en cuanto a posible lavado de dinero. En la más reciente asamblea general, el Consejo fue objeto de severas críticas. La nueva estrategia para corregir el rumbo del Deutsche Bank fue descalificada, y el cambio cultural prometido por el dúo en la dirigencia prácticamente no se ha llevado a cabo. El presidente del Consejo de Vigilancia, Paul Achleitner, no esconde sus opinines. “La imagen pública del Deutsche Bank ha sufrido daños fuertes y severos”, dijo. Son palabras más que fuertes, dirigidas a Jain y Fitschen.

¿Qué hay del futuro?

Luego de la más reciente asamblea de accionistas, Jain deberá irse prácticamente de inmediato. Su relación con el banco será en mera calidad de “asesor”. En cambio, Fitschen, de 67 años de edad, permanecerá aún un año al frente del banco. Pero aún hay muchas preguntas. Por ejemplo, ¿en realidad representa John Cryan el cambio que tan urgentemente se necesita en el Deutsche Bank? Y más aún, ¿no perderá el banco un año más en el marco de una co-dirigencia, cuando ha quedado probado que la dupla Jain-Fitschen no funcionó?

Por lo pronto, es una ventaja el hecho de que Cryan no esté ligado en ninguna forma a los errores del pasado. Sus primeras declaraciones no apuntan sin embargo a un claro distanciamiento de la estrategia de sus predecesores. En un comunicado dado a conocer por el banco, afirmó que “nuestro futuro depende de qué tan bien llevemos a cabo nuestra estrategia, convenzamos a nuestros clientes y reduzcamos la complejidad”.

Estas palabras provocaron reacciones positivas en accionistas y analistas financieros. Ingo Speich, del fondo de inversiones Union Investment, se congratuló por los cambios decididos en la asamblea del Deutsche Bank. Éstos, dijo, no fueron sorpresivos sino simplemente “consecuencia del consenso en la última asamblea de accionistas sobre el desastre del banco”.

DW recomienda