Nuevo lunes negro ahonda la crisis financiera | Economía | DW | 27.10.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Nuevo lunes negro ahonda la crisis financiera

Las bolsas de todo el mundo volvieron a caer ahondando las pérdidas acumuladas en octubre y atizando la tormenta financiera. Hungría y Ucrania, golpeadas por la caída de los precios de las materias primas, acuden al FMI.

default

El mercado bursátil chino también cayó a un mínimo histórico.

Los ojos del mundo financiero estaban puestos esta mañana en la bolsa de Tokio que abrió a la baja, provocando pánico y nuevos estragos en los índices bursátiles asiáticos. El índice Nikkei cayó a su nivel más bajo de los últimos 26 años. La bolsa de Hong Kong se desplomó en más de un 13 por ciento, el mayor retroceso de la última década. Los mercados bursátiles europeos abrieron también a la baja. El índice DAX había perdido casi un 5 por ciento a mitad de la jornada mientras que el Euro Stoxx 50, con las empresas líderes europeas, perdía 5.72%.

En Alemania el índice de confianza empresarial cayó a un mínimo de los últimos cinco años, la industria de exportación se desacelera y los créditos se encarecen. Las empresas alemanas temen que en el 2009 aumente considerablemente el desempleo, que la caída libre de los precios de las materias primas afecte a los países en desarrollo, y que éstos se vean adicionalmente afectados por las devaluaciones de divisas. “La recesión ya está aquí y lo único que ha hecho el gobierno alemán es apretar unos tornillos”, advirtió el líder del grupo parlamentario del partido La Izquierda, Ulrich Maurer.

Deutschland Finanzkrise Börse in Frankfurt Börsenmakler und Kurve

Piden intervención masiva

El diputado criticó que el gobierno germano haya ignorado las señales de alarma de esta recesión que adopta dimensiones de avalancha. “Nos encontramos ante el inminente peligro de una crisis financiera mundial ante la que hay que reaccionar fortaleciendo el mercado y el consumo interno. El gobierno alemán debiera aumentar las pensiones, las ayudas sociales a desempleados y mejorar los salarios más bajos, así como lanzar un programa de inversiones en las áreas de energía, transporte público y educación”, señaló Maurer.

Australia fue el primer país cuyo gobierno intervino directamente con un paquete de 2 mil millones de euros para fortalecer los ingresos de pensionados y de familias con escasos ingresos. El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke exhortó a los países industrializados a poner en marcha un amplio programa para reactivar la coyuntura económica que incluya inversiones para la generación de empleo. Las recetas de John M. Keynes, que proponía la creación de empleos a través de la inversión pública, vuelven a ponerse de moda.

Rescate de Ucrania y Hungría

Economías emergentes en el Este de Europa han resultado particularmente vulnerables debido a su dependencia de los precios de materias primas. El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció el domingo que ayudará a Hungría con un amplio respaldo financiero para estabilizar su economía, particularmente golpeada por un alto endeudamiento y la falta de reformas económicas.

Symbolbild IWF und Finanzkrise

No se sabe el monto ni los detalles de las ayudas, pero el FMI anunció que en el programa de rescate participarán también la Unión Europea, algunos gobiernos europeos de manera individual, así como instituciones regionales y multilaterales. En situación similar se encuentra Ucrania, país que recibirá del FMI un préstamo por 16.500 millones de dólares con el objetivo de suavizar el impacto de la crisis crediticia, que se aúna al colapso de los precios del acero.

Islandia fue el primer país en recibir un crédito del FMI consistente en 2.000 millones de dólares. Ahora le sigue Ucrania y Hungría y seguramente que no serán los únicos. El FMI prepara una nueva facilidad de crédito que permitirá a determinados países pedir dinero equivalente hasta cinco veces su cuota en el organismo. Los detalles de estas medidas son esperados con ansia en los mercados financieros y despiertan esperanzas por que ayuden a normalizar las condiciones de liquidez de algunas economías emergentes.

Los inversionistas temen que los gobiernos de algunos países actúen con una exagerada intervención gubernamental –como el proyecto de estatizar los fondos de pensiones en Argentina- y también temen la precaria situación financiera de compañías y bancos pequeños que han tenido dificultades para refinanciar su deuda.

Expertos estiman que las fugas masivas de capitales de los mercados bursátiles seguirán provocando sacudidas y hundiendo los precios de las materias primas, que son un fundamento de muchas economías latinoamericanas.

Pese al anuncio de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de un recorte en la producción de crudo para frenar la caída de su cotización, el precio del petróleo continuaba en caída libre el lunes tocando un nuevo mínimo de 17 meses provocado por el ambiente de pesimismo en la economía mundial y su impacto en la demanda de combustible. El crudo estadounidense llegó a un mínimo de 61,30 dólares por barril mientras que el referencial Brent de Londres se cotizaba a 59,85 dólares.

DW recomienda