1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Nuevas condenas en el caso Petrobras

Las penas llegan hasta los quince años de prisión. La Fiscalía destaca que la corrupción desplegada desvirtuaba las elecciones democráticas al dar ventaja a quienes entraban en la trama respecto a candidatos legítimos.

El ex director de Abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa y tres ex altos ejecutivos de la constructora Camargo Correa fueron condenados este lunes (20.07.2015), junto a otros acusados, a diversas penas de prisión por delitos de corrupción vinculados a los fraudes en el ente estatal.

Según informan medios locales, el juez responsable del caso, Sérgio Moro, condenó al exdirector de Petrobras a 12 años de reclusión por corrupción y lavado de dinero. El expresidente de Camargo Correa, Dalton Avancini, y el antiguo ejecutivo Eduardo Leite recibieron una condena de 15 años y diez meses de prisión cada uno. Por su parte, el exejecutivo Joao Ricardo Auler fue condenado a nueve años y seis meses de prisión.

Costa firmó un acuerdo de colaboración con los investigadores a cambio de recibir beneficios en la pena. Por esa razón, y teniendo en cuenta que está preso desde el año pasado, cumplirá régimen de prisión domiciliaria hasta el próximo 1 de octubre. A partir de entonces podrá salir durante el día y los fines de semana. Un año después pasará a régimen semiabierto, por lo que podrá trabajar (descontándose un día de condena por cada tres trabajados). Además tendrá que pagar una multa de cinco millones de reales (aproximadamente 1,6 millones de dólares) y se le confiscaron 50 millones de reales (unos 16 millones de dólares) obtenidos mediante el desvío de fondos.

Estas fueron la primeras sentencias vinculadas al operativo que estalló en marzo del año pasado, cuando se descubrió una trama ilegal que actuó en el seno de la estatal y en la que participaron ejecutivos de las principales constructoras nacionales, varios directivos de la petrolera y decenas de políticos.

La Fiscalía destaca en su acusación el perjuicio no sólo económico, sino también respecto a la calidad democrática que supone el caso. "Sin sombra de dudas (el fraude) perjudica la realización de elecciones de los representantes del pueblo, una vez que los partidos políticos y candidatos que no poseen tal relación de promiscuidad son víctimas de competencia desleal en el proceso electoral", sostienen respecto al pago de sobornos disfrazados de donaciones legales a los partidos políticos.

LGC (dpa / EFE)