1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Nueva revuelta en cárcel brasileña tras masacre con 26 muertos

Se trata de otra rebelión en Natal, al norte del país. Según informó el gobierno regional, fue sofocada. El domingo hubo una fuga en otro penal de Paraná. En 2017 son más de 100 los muertos en las carceles brasileñas.

Brasilien Strafvollzug in Manaus (Agencia Brasil/M. Camargo)

Familiares esperan fuera de la cárcel brasileña de Manaos

Las autoridades brasileñas registraron este lunes (16.01.2017) una nueva revuelta en una cárcel de Natal, horas después de la matanza de al menos 26 presos ocurrida en otra prisión de esa ciudad del noreste del país.El nuevo mot´ín tuvo lugar en el Presidio Provisional Professor Raimundo Nonato Fernandes, en Natal, pero fue dominado tres horas después. Las primeras informaciones indican que no hubo muertos.

Según informó el gobierno regional de Rio Grande do Norte en su cuenta de Twitter, el intento de rebelión fue sofocado por la Policía Militar. Varios presos intentaron invadir otra ala del penal donde estaban separados otros reclusos, señaló el portal "Globo". Según el diario "Estado de Sao Paulo", la rebelión está aparentemente vinculada con la masacre ocurrida entre el sábado y domingo en la cárcel de Alçacuz, y atribuida a una lucha entre grupos criminales dentro del penal más grande de Natal.

Organizaciones humanitarias alertan desde hace tiempo sobre el control que ejercen las bandas criminales dentro de las prisiones brasileñas y las terribles condiciones de hacinamiento en las que conviven los presos.

Los investigadores estiman que el PCC, originario de Sao Paulo y considerado como el grupo criminal más grande de Brasil, está detrás de los últimos hechos en Natal.

Brasil tiene la cuarta población carcelaria más grande del mundo por detrás de Estados Unidos, China y Rusia. Pero el país sudamericano afronta además graves problemas de superpoblación en cárceles que albergan a más de 622.000 reclusos en instalaciones con capacidad únicamente para unos 371.000.

Fuga en Curitiba

A su vez, un total de 28 reos huyeron el domingo (15.01.2017) de la Penitenciaría Estatal de Piraquara, en la región metropolitana de Curitiba, en el sureño estado de Paraná tras detonar un explosivo que realizó un agujero en uno de los muros de la cárcel. 

La fuga se produjo tan solo un día después de que 26 presos murieran asesinados en una prisión de la región metropolitana de Natal, capital del estado de Río Grande do Norte, en un supuesto enfrentamiento entre facciones.

Dos de los que huyeron murieron este lunes (16.01.2017) en un "enfrentamiento" con la Policía, dijeron fuentes policiales.

Precedentes

La crisis del sector penitenciario se intensificó el primer día del año con un motín en una penitenciaria de la ciudad amazónica de Manaos en el que 56 presos murieron; siguió con otra rebelión en un centro de detención rural de la misma ciudad con cuatro más y continuó en Boa Vista, capital de Roraima, con al menos 33 detenidos muertos.

El episodio en Manaos supuso la segunda mayor masacre en la historia carcelaria de Brasil tras la ocurrida en 1992 en una casa de detención de Sao Paulo, conocida como Carandiru, en la que murieron 111 reclusos después de la intervención de la Policía Militarizada para retomar el control del ahora extinto presidio.

Tan sólo en la primera quincena de 2017 más de 100 presos han muerto en prisiones brasileñas, donde hay hacinamiento y precarias condiciones que han sido denunciadas por las organizaciones de derechos humanos. 

DG (efe, dpa)

DW recomienda