1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Not my president”: protestas en EE. UU.

Miles de estadounidenses protestan en las calles y en las redes sociales desde el miércoles para dejar claro que no aceptan la victoria de Donald Trump. La mayoría grita la consigna: "Not my president".

Por segunda jornada consecutiva, la noche del jueves (10.11.2016) volvieron a producirse protestas en varias ciudades estadounidenses en contra de la elección del republicano Donald Trump como presidente del país norteamericano. 

En las grandes ciudades de Estados Unidos miles de personas se manifiestan desde el miércoles para reivindicar que no aceptan la victoria del magnate inmobiliario en las elecciones del pasado martes. El movimiento "Not my president" (No mi presidente) nació como etiqueta en Twitter desde que se conoció el sorprendente resultado electoral.

El "No mi presidente" se ha hecho oír en al menos 25 ciudades, pero especialmente en las grandes urbes y bastiones progresistas de Nueva York, Los Ángeles, Oakland, Chicago, Filadelfia, Portland, Atlanta, Boston, Seattle, San Francisco y Washington DC. En la tarde y noche del miércoles se registraron las mayores concentraciones, que en general tuvieron un tono pacífico salvo por algunos incidentes y varias decenas de detenciones.

El hecho de que el magnate inmobiliario posea edificios con su nombre en numerosas ciudades del país ha dado a los manifestantes lugares claros e icónicos de protesta.

La mayor tensión se vivió en Oakland (California), donde algunos de los cerca de 7.000 manifestantes lanzaron cócteles molotov y piedras a la policía y prendieron al menos 40 fuegos en una noche que acabó con tres agentes heridos y 30 arrestos. En Nueva York, donde han continuado las protestas, se detuvo a 65 personas en las manifestaciones del miércoles, que discurrieron desde lugares como la plaza Union Square o Columbus Circle hasta las cercanías del edificio Trump Tower.

En Portland, en el estado de Oregon, la policía calificó las protestas como disturbios, asegurando que algunos manifestantes se habían armado con piedras. Los participantes provocaron desperfectos en a lmenos 19 coches de un concesionario cerca del pudiente distrito de Pearl, informó el diario The Oregonian

En Minneapolis, Minnesota, un millar de personas bloquearon durante una hora el tráfico en la autopista interestatal 94, según el canal local WCCO.

"Queremos dejar claro que es un problema que (Trump) haya sido elegido, que no lo entendemos y que estamos preocupados por lo que va a intentar hacer", dijo uno de los manifestantes al canal. "Simplemente queremos que nuestras voces se escuchen", agregó. 

Convocan gran protesta

A través de su página en otra red social, Facebook, el movimiento "Not my president" ha convocado una gran protesta frente al Capitolio el día de la investidura de Donald Trump, el próximo 20 de enero. "Únete a nosotros el día de la investidura para hacer oír nuestra voz. Nos negamos a reconocer a Donald Trump como presidente de Estados Unidos y nos negamos a aceptar órdenes de un Gobierno que pone a intolerantes en el poder", reza la convocatoria.

Mientras, Trump acusó a los medios de instigar las marchas en su contra: "Acabamos de tener una elección presidencial muy transparente y exitosa. Ahora manifestantes profesionales, incitados por los medios, están protestando. ¡Muy injusto!".

El magnate señaló también que su encuentro con el actual mandatario, Barack Obama, fue "realmente bueno" y que a su esposa Melania Trump "le gustó mucho la Señora. O", en referencia a Michelle Obama.

JC (EFE, dpa)




DW recomienda