1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

"No hay Perestroika en Cuba"

La prensa europea comenta los resultados del Congreso del Partido Comunista de Cuba: pocos cambios a pesar de las expectativas. También la excesiva deuda estadounidense preocupa a los medios de hoy.

default

El Periódico, de Barcelona: “Si alguien esperaba que en el Congreso del Partido Comunista de Cuba, el primero en 14 años, se arrojarían grandes cambios políticos, habrá quedado totalmente defraudado. Un Castro, Raúl, sucede a otro, Fidel, en la secretaría del partido y el nuevo líder promete un «rejuvenecimiento sistemático» de la dirigencia política que se traduce en un neosecretario casi octogenario. En realidad, el objetivo del congreso no era el de introducir cambios políticos, sino el de profundizar en la apertura económica. En el sistema no ha cambiado nada: seguirá basado en la planificación y en la propiedad socialista de los medios de producción. No se ha optado ni por el modelo soviético de la perestroika y la glasnost ni por el modelo de los chinos o los vietnamitas.”

"El dinosaurio del post-comunismo culpa a los EE.UU."

Libération, de París: “En un panorama donde el mundo árabe experimenta una primavera de libertad, y donde en el resto de América se ha establecido la democracia desde hace ya 20 años, Raúl Castro ha decidido permitir las pizzerías y las tiendas de bicicletas. Sería irrisorio, si no fuera porque doce millones de cubanos llevan 40 años viviendo bajo el látigo de un dictador y su doble. (…) Las últimas charlas de este dinosaurio del post-comunismo culpan a los Estados Unidos y al embargo impuesto a la isla para justificar esta duradera represión sistemática. La política estadounidense con Cuba es obviamente absurda e inútil. (…) Pero ello no justifica en ningún caso que dos generaciones hayan estado privadas de sus derechos básicos, sin poder siquiera elegir a su gobernante.”

"El país ha sobrevivido a Fidel"

Svenska Dagbladet, de Estocolmo: “Fidel Castro ha repartido todos los puestos del partido comunista. Su hermano y sucesor, Raúl, ha anunciado que a partir de ahora, los cargos tendrán una duración limitada en Cuba. (…) El país ha sobrevivido a Fidel Castro. Sin embargo, la dictadura todavía existe, y de hecho Raúl Castro ha pedido a activistas del partido en el congreso que lleven a cabo actividades paramilitares contra enemigos de la revolución. No obstante, con la retirada de Fidel Castro se elimina por fin un importante obstáculo. El paréntesis comunista de la historia de Cuba avanza inevitablemente hacia su final. Y no ha llevado a ninguna parte.”

EEUU: Tambaléandose al borde de la insolvencia

Augsburger Allgemeine, de Berlín: “La crisis de la deuda que mantiene a toda Europa en vilo golpea ahora también a la mayor economía del mundo con plena fuerza. Los Estados Unidos de América se tambalean al borde de la insolvencia. La amenaza de una gran agencia de rebajar la calificación crediticia de la nación hasta ahora considerada deudora de primera clase es una muestra de la dramática situación que vive. Se trata de un disparo de advertencia al Gobierno de Washington para acabar con su política de excesivo endeudamiento. La estrategia de abaratar el dinero para ofrecer más y más créditos ha llegado a un punto en el que las prensas del banco central ya no pueden continuar haciendo billetes, y la confianza de los inversores internacionales se ha hundido.”

"Standard & Poor's nos recuerda una triste realidad"

Le Monde, de París: “El análisis de la agencia Standard & Poor's es básicamente un práctico recordatorio de una triste realidad. Hay un exceso de deudas que ha hundido al mundo en una crisis. Al principio eran las hipotecas de alto riesgo, es decir, deudas privadas; pero desde hace ya más de tres años, estas deudas no se han reducido: se han “nacionalizado”. El problema no se solucionó, sino que se transfirió. Desde ambos lados del Atlántico, la pregunta es a fin de cuentas la misma: ‘¿Quién pagará?’. Tanto en Estados Unidos como en Europa, tarde o temprano, se acaba pidiendo ayuda: empresarios, inversores, contribuyentes, y tal vez también los banqueros. La crisis no ha sido superada todavía. Standard & Poor's nos recuerda que las cosas todavía van a volverse más caras. Para todos.”

Autora: Lydia Aranda Barandiain / dpa

Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda