1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Nisman tras recibir arma: “No la voy a usar”

El fiscal argentino recibió una pistola de manos de Diego Lagomarsino, un estrecho colaborador suyo. Prima de Nisman dice que “lo mataron”.

La muerte del fiscal argentino Alberto Nisman (en la foto) horas antes de que se presentara a declarar en contra de la presidenta Cristina Fernández por presuntamente encubrir acciones terroristas, sigue envuelta en una nebulosa. Este miércoles (28.01.2015), Diego Lagomarsino, un informático y cercano colaborador del fiscal, declaró que éste le pidió una pistola. Cuando Lagomarsino le entregó el arma, Nisman le respondió “no te preocupes, porque no la voy a usar”.

Esto, según la declaración del hasta ahora único imputado por la muerte del investigador que buscaba dilucidar la verdad sobre el atentado contra la organización judía AMIA en Buenos Aires. Lagomarsino dijo que el fiscal lo llamó un día antes de su muerte y le pidió la pistola porque temía por sus hijas y no confiaba en los guardaespaldas que debían protegerlo las 24 horas del día.

“Se quiebra y dice ‘¿vos sabés lo que es que tus hijas no quieran estar con vos por miedo a que les pase algo?'”, relató Lagomarsino, quien aseguró que Nisman quería el arma “para llevar en la guantera” de su automóvil por si venía algún “loquito” y le atacaba por “traidor” tras la denuncia contra la presidenta. La Casa Rosada ha calificado al único imputado como un “feroz” opositor y se ha insinuado que tendría vínculos con los servicios secretos.

“No se doblegaba”

Por otro lado, una prima de Nisman escribió una carta publicada por el diario El Cronista, donde aseguró que a su familiar “lo mataron”. La mujer, que se identificó solamente con las iniciales APG por razones de seguridad, afirmó que Nisman “estaba amenazado. No de ahora, desde hace años. Tenía custodia. No de ahora, desde hace años. Aún así siguió, amparado sólo en sus firmes convicciones e ideales”.

“Porque no se doblegaba ante nadie ni se dejaba amedrentar. Porque tenía plena certeza. Porque el caso AMIA está resuelto -como tantos otros- hace tiempo. Mi primo luchó por sacarlo a la luz. Por eso lo mataron”, aseguró la prima en su misiva, extensa y conmovedora. Los más allegados a Nisman comenzaron a despedir al fallecido investigador con una ceremonia íntima antes del entierro, que está fijado para este jueves en un cementerio judío en las afueras de Buenos Aires.

DZC (dpa, Reuters, EFE)