1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Nigeria: Las chicas de Chibok están libres, pero presas

Boko Haram liberó el 6 de mayo de 2017 a 82 escolares de Chibok que había secuestrado tres años antes. Pero por decisión del Gobierno, las muchachas no han podido reunirse con sus familias.

El 16 de octubre de 2016 es uno de los días más felices en la vida de Lawal Emos. Dos años y medio antes, su hija Comfort había sido secuestrada por el grupo terrorista Boko Haram. Pero, ese domingo la vuelve a abrazar. Comfort y otras 20 muchachas fueron liberadas entonces gracias a negociaciones entre el Gobierno y Boko Haram. "Comfort está feliz de que todo haya terminado”, dice poco después Emos a DW. Y agrega: "Ahora quiere volver a la escuela”.

 

Más información:

-Boko Haram libera a 82 niñas de las secuestradas hace tres años

-Localizada otra joven rehén de Boko Haram

 

"Como si siguieran prisioneras”

Emos no sabe, sin embargo, si su hija ha vuelto a la escuela. El encuentro en octubre fue el último hasta ahora. Emos ha vuelto a Chibok, Comfort sigue bajo la tutela del Estado, en Abuja, la capital, a 900 kilómetros de distancia. La promesa del Gobierno de que Comfort pronto volvería con su familia aún no se ha cumplido, seis meses después de la liberación.

Emos no pudo ver a su hija ni siquiera en Navidad. "Nos dijeron que las muchachas podrían volver a ser objetivo de nuevos ataques de Boko Haram y que podrían darnos información que pondría en peligro la liberación de las otras muchachas”, dice Emos. Y agrega: "Por lo menos, podrían decirnos qué sucede exactamente con ellas. Deberíamos tener acceso a nuestras hijas. De lo contrario, es como si siguieran secuestradas”.

Escuela a partir de septiembre

También las 82 muchachas liberadas el sábado 6 de mayo de 2017 se hallan ya en Abuja, en un hospital de los servicios secretos. Desde su llegada se han entrevistado con numerosos políticos: el presidente, varios ministros, el gobernador de Borno, senadores y diputados. Salvo uno, sus padres, por el contrario, no han podido hablar con ellas.

Nigeria Emos Lawal, Vater der entführten Schülerin Comfort aus Chibok (DW/A. Kriesch)

Emos Lawal: esperando a la hija.

El Gobierno explica la demora con que quiere invitar a Abuja a los verdaderos padres, porque en varios casos hay confusión por duplicidad de apellidos. En todo caso, Ausha Alhassan, la ministra de Mujeres, ha aseverado que las muchachas podrán volver a la escuela a partir de septiembre.

"Es como si siguieran presas”

Aisha Yesufu, de la campaña #BringBackOurGirls critica, sin embargo, al Gobierno por la escasa información que brinda. Nadie sabe con exactitud cómo están las muchachas liberadas y qué sucederá con ellas. "Si no tienen contacto con sus padres y familias, es como si siguieran presas”, agrega. También Isa Sanusi, de Amnistía Internacional Nigeria, está preocupada: "Nada debería ser más importante para el Gobierno que llevar a las muchachas a sus familias, para que puedan recomenzar una vida normal”.

Lawal Emos espera todos los días que alguien del Gobierno lo invite a trasladarse a Abuja, para reunirse con su hija. "Primero quiero, simplemente, volver a verla. Y luego deseo saber del Gobierno qué plan tiene para la educación de mi hija”.

Autor: Adrian Kriesch (PK/DZC)

DW recomienda