1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Nicaragua admite revisar su sistema electoral junto a la OEA

El canciller Denis Moncada y el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, firman un acuerdo que prevé un plazo de tres años para implementar medidas como mejorar el censo.

Nicaragua Proteste am Wahltag (Getty Images/AFP/I. Ogon)

Protestas durante las últimas elecciones.

El Gobierno nicaragüense y la Organización de Estados Americanos anunciaron este viernes (20.01.2017) un acuerdo para fortalecer el sistema electoral del país centroamericano en el plazo de tres años, meses después de los controvertidos comicios en los que Daniel Ortega fue reelegido por cuarta vez. La Secretaría General de la OEA dará seguimiento a las elecciones municipales de 2017 previstas en el país y ayudará a perfeccionar el sistema de representación política y mecanismos legales para su fortalecimiento.

Las partes también convinieron fortalecer jurídicamente la aplicación de la norma sobre el "transfuguismo político", así como la depuración del padrón electoral. Nicaragua además logró que la Secretaría del organismo hemisférico e comprometiera a realizar gestiones necesarias para encontrar la cooperación internacional que asista en las tareas acordadas.

Rechazo de la oposición

La principal alianza opositora de Nicaragua cuestionó el plan anunciado y reiteró su exigencia de repetir las elecciones abriendo un diálogo "amplio, incluyente y transparente". "Rechazamos totalmente cualquier intento de legitimar la farsa electoral (elecciones de noviembre de 2016) y de llamar a nuevas farsas electorales", indicó el comunicado del FAD, que había buscado el apoyo de Almagro para intentar anular los comicios.

Los opositores insistieron en que la elección de noviembre pasado, cuando el presidente Daniel Ortega fue reelegido, no tiene validez pues un 70 por ciento de la población no acudió a votar. "Conociendo el informe conjunto del gobierno de Nicaragua y la OEA, lamentamos que se esté desperdiciando una oportunidad para evitar mayores daños al pueblo de Nicaragua, porque la falta de democracia requiere respuestas urgentes que no pueden esperar tres años", advirtió el FAD.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda