1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Netanyahu y ataques: “Combate por nuestra capital eterna”

El primer ministro israelí condenó los atentados de este martes y prometió “mano de hierro”. También ordenó demoler las casas de los atacantes.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, indicó este martes (18.11.2014) que su país responderá “con mano de hierro” al “cruel asesinato de judíos que acudían a rezar”, luego de un atentado atribuido a dos palestinos en Jerusalén, que causó la muerte de un soldado y cuatro rabinos, tres de ellos de pasaporte estadounidense y uno británico. Netanyahu también acusó que Hamás y el presidente palestino Mahmud Abbas estarían tras una presunta incitación de la violencia.

La oficina del primer ministro, por su parte, informó de las demoliciones de las casas de los dos “terroristas” palestinos, quienes también fallecieron en el ataque en Jerusalén. El gobierno de Israel había incluido estas represalias dentro de sus nuevas directrices de castigo contra el terrorismo. La cadena de noticias CNN, en tanto, aseguró que familiares directos de los atacantes también fueron detenidos, sin que se sepa bajo qué cargos.

El atentado, el más grave de los ocurridos en las últimas semanas, fue reivindicado por el Frente Popular de Liberación de Palestina. “Declaramos la plena responsabilidad del FPLP en la ejecución de esta heroica operación”, dijo Hani Thawbta, uno de los líderes del grupo en Gaza. La televisión mostró a distintas personas en Belén y otras localidades festejando por el ataque, regalando dulces o celebrando en las calles.

Abbas condena el ataque

Netanyahu dijo, durante su conferencia de prensa, que su país está en “un combate por Jerusalén, nuestra capital eterna” e hizo un llamado a la comunidad internacional para que condene la “salvaje instigación palestina”. La autoridad sostuvo que “hay quien nos quiere echar de nuestro país y de nuestra capital, y no lo va a conseguir”. Israel considera a Jerusalén su capital, pese a que buena parte del planeta no la reconoce como tal.

“Hamás, el Movimiento Islámico (israelí) y la Autoridad Palestina instigan sin cesar contra Israel y los judíos”, dijo Netanyahu, quien añadió que el ataque era producto “de las provocaciones de Hamás y Abu Mazen (Mahmud Abbas). Sin embargo, el jefe de los servicios secretos de Israel, Joram Cohen, descartó que Abbas incite al terrorismo. “A él no le interesa y no está incitando a la violencia”, dijo Cohen, desmintiendo a Netanyahu.

Abbas, en tanto, condenó de forma explícita el ataque y pidió poner fin a lo que calificó como “provocaciones de colonos judíos y del gobierno de Israel”. “La Presidencia palestina condena toda forma de ataque que tenga como objetivo a civiles sin importar quien lo haya cometido. La Presidencia palestina condena el ataque que causó la muerte a los que oraban en uno de los lugares de rezo de Jerusalén”, indicó Abbas mediante una nota.

DZC (EFE, dpa, Europa Press, CNN)

DW recomienda