Neonazis, posibles autores de diez asesinatos en Alemania | Alemania | DW | 12.11.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Neonazis, posibles autores de diez asesinatos en Alemania

Alemania investiga diez misteriosos crímenes ocurridos en Alemania la última década, que se atribuyen ahora a un grupo neonazi.

default

Escena del ataque en Nürnberg, en 2005. (Archivo)

El caso ocupa a las autoridades policiales alemanas desde hace trece años, cuando un vendedor de frutas de origen extranjero fue asesinado en las afueras de la ciudad de Núremberg. Nueve meses después, otro hombre fue matado por desconocidos también en esa ciudad de Baviera.

A estos crímenes siguieron otros más en Hamburgo, Múnich, Rostock, Dortmund y Kassel. En dos casos ocurrieron en puestos de comida típica de Turquía, por lo que los ataques pasaron a ser conocidos como los “homicidios döner” (el "döner" es un plato turco de carne asada que se vendía en esos puestos). En total, nueve personas (ocho alemanes de origen turco y uno de nacionalidad griega) fueron víctimas de los asesinos.

Durante años, investigadores de varios Estados federados trataron de encontrar a los autores de los asesinatos, sin éxito.

La cadena criminal

En 2007, dos agentes de policía, un hombre y una mujer, fueron atacados a plena luz del día en Heilbronn, en otro crimen que hasta ahora parecía no tener relación con los “homicidios döner”. Una joven oficial de 22 años falleció a causa de las heridas de bala, en un hecho que conmocionó a la opinión pública alemana.

En el rompecabezas de este caso existen aún más incidentes violentos: el robo de un banco en Eisenach y el incendio provocado de una casa en Zwickau, en el este de Alemania.

Este viernes (11.11.2011), las piezas comenzaron a juntarse de nuevo. En el edificio de Zwickau se encontró el arma con la que fueron perpetrados los “homicidios döner”. Se trata de una pistola de fabricación checa.

El otro acto criminal consistió en el robo a un banco en la mencionada localidad de Eisenach, luego del cual fueron encontrados dentro de una casa rodante, muertos, dos de los asaltantes. Ahí mismo fue encontrada otra pista fundamental e inesperada: el arma con el que fue ejecutada la agente de policía en Heilbronn.

Bildkombo Neonazis Uwe Mundlos Beate Zschäpe Uwe Böhnhardt

Tres ciudadanos de Zwickau, sospechosos de perpetrar los ataques.

Así se fue robusteciendo la tesis que hoy los investigadores consideran definitiva: los dos asaltantes fallecidos y Beate Z., una mujer que se entregó en Zwickau, pertenecen a un grupo neonazi que optó por la violencia terrorista, lo que constituye una nueva calidad en la escena neonazi alemana. Los tres vivían en el edificio al que se prendió fuego en Zwickau.

En la vivienda semiconsumida por el fuego se halló la pistola con la que se cometieron todos los "crímenes döner" y las esposas de servicio de Michèle K., la policía asesinada. La policía encontró además vídeos propagandísticos del grupo "Clandestinidad Nacionalsocialista", de extrema derecha. En la casa rodante se encontraron las armas de servicio de los policías de Heilbronn, pumpguns, una ametralladora, un revólver, una pistola y una granada de mano.

Extremismo de derecha

La evidencia acumulada de todos estos casos permite suponer a las autoridades alemanas que se trata de hechos motivados por el extremismo de derecha. “Hay pistas en el sentido de que los dos asaltantes fallecidos y la mujer detenida tenían conexiones desde los años noventa con círculos neonazis”, dieron a conocer voceros de la fiscalía federal.

De confirmarse todas las sospechas, “sería la primera vez que una célula de extrema derecha perpetra una serie de atentados sangrientos en la República Federal de Alemania”, declaró a su vez el jefe del sindicato de la policía alemana, Bernhard Witthaut.

Al parecer, la banda criminal financiaba sus actividades ilícitas con robos como el ocurrido en Eisenach, agregaron las autoridades. También se investigas indicios que indican que el trío se había especializado en el manejo de explosivos, y de que los atacantes pudieran haber estado involucrados en otros crímenes de alto impacto ocurridos en años recientes.

Los resultados de las investigaciones inquietan tanto a la Autoridad de Protección de la Constitución como al ministro del Interior.

Autor: Enrique López
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda