1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

NASA descubre un planeta similar a la Tierra

Kepler-452b se encuentra en una zona habitable en torno a una estrella similar al Sol y es un 60 por ciento más grande que nuestro planeta.

Con el frío nombre Kepler-452b fue bautizado un planeta descubierto por científicos de la NASA, cuya existencia fue hecha pública este jueves (23.07.2015) en una conferencia de prensa. Allí se informó que se trata de un planeta similar a la Tierra y que se encuentra en una zona habitable en torno a una estrella similar al Sol. Es como “un primo más grande y más viejo” de la Tierra que fue descubierto gracias al telescopio espacial Kepler.

“Este emocionante hallazgo nos deja un paso más cerca de encontrar una Tierra 2.0”, señaló el ejecutivo de la NASA John Grunsfeld. Hasta el momento los especialistas no han hallado rastros de agua o vida en el lejano planeta, que se encuentra a nada menos que 1.400 años luz de la Tierra. “Este es hasta ahora el planeta que más se asemeja a la Tierra y algo que podemos llamar hogar”, explicó uno de los científicos del programa espacial.

El diámetro de "Kepler-452b" es un 60 por ciento más grande que el de la Tierra. Los investigadores no pudieron determinar aún con exactitud su peso y composición, pero aseguraron que hay una alta probabilidad de que sea rocoso. El nuevo planeta está un cinco por ciento más lejos de su estrella (“Kepler-452”) que la Tierra del Sol y necesita 385 días para dar vuelta alrededor de su estrella.

Avance para los hijos de los hijos

“Es impresionante si se piensa que este planeta pasó 6.000 millones de años en la zona habitable de una estrella, mucho más tiempo que la Tierra”, señaló el científico Jon Jenkins. “Esa es una condición fundamental para el origen de la vida, si existen todas las condiciones necesarias para ello”, añadió. “Es un gran avance para hallar un planeta como la Tierra, es similar en tamaño y temperatura, alrededor de una estrella como el Sol", dijo Jeff Coughlin, un científico investigador del Kepler en el Instituto SETI en Mountain View, California.

“No vamos a viajar ahora a estos exoplanetas (posiblemente habitables), pero quizá los hijos de nuestros hijos puedan explorarlos. Por ello es importante que nosotros les marquemos el camino”, reflexionó Coughlin. El telescopio espacial Kepler fue lanzado al espacio en 2009 para buscar planetas extrasolares (exoplanetas). Hasta el momento fueron descubiertos casi 4.700 posibles exoplanetas, de los cuales fueron confirmados 1.030. El telescopio tuvo que finalizar su trabajo en 2013 por una falla técnica, pero sus datos siguen siendo evaluados.

DZC (EFE, dpa, Reuters)