1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Naciones Unidas, Israel y los controvertidos asentamientos

Las relaciones entre Israel y las Naciones Unidas no están en su mejor momento tras la resolución contra los asentamientos judíos. En Israel el debate es también intenso.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se mostró decidido. El día después de la resolución, el 24 de diciembre, uno de los días religiosos más importantes del año, convocó a los embajadores que votaron a favor de la resolución de las Naciones Unidas de condenar los asentamientos judíos en los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén Oriental. Los representantes de los países que votaron a favor no deberían "peregrinar a Israel para aprender sobre la lucha contra el terrorismo, defensa cibernética y tecnología de la agricultura, y luego en la ONU hacer lo que quieran”, dijo la ministra de Exteriores israelí, Zipi Hotoely.

La dura reacción israelí es controvertida. El diario liberal de izquierda "Haaretz” criticó sobre todo la reacción del primer ministro israelí. Esta frena las relaciones con los países que Israel necesitará en el futuro. "Netanyahu no quiere ver la realidad con sus propios ojos y no quiere reconocer que la conciliación con los palestinos sería positivo para los intereses de Israel. Lo peor de todo es que el primer ministro conduce el país al abismo”, apareció en el diario.

Los motivos de la resolución

Al mismo tiempo, en el diario conservador "Jerusalem Post" se publicó un artículo en el que se sigue el rastro a los cuatro motivos por los que se llegó a dicho resultado. Por un lado, Estados Unidos intenta adoptar una nueva posición con respecto a las relaciones entre Palestina e Israel. Hasta ahora, EE. UU. siempre había tendido su mano protectora hacia Israel en el Consejo de Seguridad. Por ello, Estados Unidos siempre fue motivo de críticas y observado con incredulidad por su papel intermediario en muchos países. Obama intenta corregir esta situación.

Las Naciones Unidas reaccionan ante los hechos. La Comunidad Internacional considera que los asentamientos son un obstáculo para poder hallar una solución de dos estados para ambos países. Israel no ha modificado nada su política de asentamientos.

El tercer motivo es que parte de la coalición gobernante en Israel ha expresado categóricamente su rechazo hacia la solución de los dos estados. Estas declaraciones se han reflejado y han tomado cuerpo en forma de ley.

Por último, las difíciles relaciones entre el presidente Barack Obama y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, han jugado un papel decisivo. "Se puede asumir con cierta plausibilidad que las buenas relaciones, el afecto personal y la comprensión mutua de ambos mandatarios habrían evitado esta decisión”, escribió la autora del artículo en el Jerusalem Post, Michal Hatuel Radoshitzky del Instituto Nacional de Estudios de Seguridad (INSS).

Barack Obama y Benjamin Netanjahu.

Barack Obama y Benjamin Netanyahu: una imagen dice más que mil palabras.

Reacciones de los palestinos

Los medios de comunicación palestinos se mostraron contentos con la resolución de las Naciones Unidas. El periódico publicado en Jerusalén, "Al Quds”, expresó que la decisión indicaba la buena dirección que tomaba el asunto y animó a seguir presionando diplomáticamente a Israel en todos los niveles. El optimismo prematuro estaría fuera de lugar. Primero, habría que esperar las consecuencias del cambio de gobierno en Estados Unidos.

Los partidarios de los palestinos intentan desde ahora querellarse contra los responsables del Gobierno israelí a través del Tribunal Penal Internacional de La Haya. En el ámbito de la sociedad civil, el controvertido movimiento internacional BDS (Boicot, Desinversión, Sanciones) intenta movilizar a consumidores, artistas, universidades y otras personas a no mantener relaciones con Israel.

Givat Zeev.

El asentamiento Givat Zeev.

"Dar a conocer las mentiras y los trucos"

El diario "Arutz Scheva", considerado el portavoz de los colonos, recomienda debatir abiertamente. "Tenemos que dar a conocer claramente las mentiras y trucos de los radicales y los que estén bajo su influencia. Deberíamos hacerlo, comunicando a la mayor cantidad de gente posible los hechos y la verdad que se basan en hechos serios y responsables”. El 15 de enero de 2016, tiene lugar en París un encuentro entre ministros de Exteriores. Uno de los puntos principales a debate es el conflicto entre Israel y Palestina.

 

DW recomienda