1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Futbol Internacional

¿Mundial limpio en Alemania?

Rusia y Catar, bajo sospecha. Sudáfrica y Francia, vendidos. Por primera vez, la corrupción es materia judicial. ¿Hubo manejos turbios en el Mundial de Alemania? Las autoridades dicen que no, pero hay indicios claros.

1998, 2010, 2018, 2022: en casi todas las adjudicaciones de Mundiales de las últimas décadas se hizo trampa. Por eso, también el mundo del fútbol alemán observa temeroso las revelaciones que puedan hacer los investigadores estadounidenses. ¿Transcurrió todo el proceso que antecedió al Mundial de Alemania 2006 de forma limpia? En julio del año 2000 estalló el júbilo en Alemania. El Mundial 2006 le fue adjudicado. Por largo tiempo parecía que Sudáfrica iba a ganar la sede. Pero, poco antes de la votación del Comité Ejecutivo, algunos votantes, sobre todo de Asia, cambiaron de postura. Fue un resultado estrecho. Alemania ganó finalmente con 12 votos, contra 11 de Sudáfrica. Hubo una abstención.

Casualidades de la vida

Previamente había quedado en claro que la federación alemana de fútbol, DFB, podía contar con el apoyo de las asociaciones europeas. Pero, dado que Norte y Sudamérica respaldaban la candidatura sudafricana, Alemania necesitaba por lo menos cuatro votos de Asia. Y los obtuvo. ¿Por qué? En su libro “La mafia de la FIFA”, publicado en 2012, Thomas Kistner explica que grandes empresas alemanas, como Daimler, invirtieron millones en países en los que había representantes del Comité Ejecutivo de la FIFA. Por ejemplo, Daimler habría invertido casi mil millones de euros en la empresa sudcoreana Hyundai. Casualmente, un hijo del fundador de Hyundai formaba parte en ese entonces del Comité Ejecutivo.

También se ha relacionado una venta de armas alemanas con la adjudicación del Mundial, nexo que siempre se ha desmentido en las esferas oficiales. Solo una semana antes de la votación del 2000, Alemania entregó armas antitanques a Arabia Saudita. En ese entonces era dirigente de la FIFA Abdullah Khalid Al-Dabal, un miembro parte de la Casa Real saudita. Se dice que votó a favor de Alemania. Guido Tognoni, por aquel tiempo funcionario de la FIFA, también dijo más tarde que Alemania “dejó temporalmente sin efecto el embargo”.

“Excelente postulación”

Hasta ahora, en Alemania no se ha realizado ninguna investigación oficial en relación con la adjudicación del Mundial 2006. Este tampoco ha sido mencionado en las actuales investigaciones estadounidenses. El presidente de la DFB, Wolfgang Niersbach, niega irregularidades en la materia. “Tuvimos la mejor postulación, y eso lo confirmó una comisión independiente”, subrayó.

Alemania fue una fiesta el 2006.

Alemania fue una fiesta el 2006.

También el exministro del Interior alemán, Otto Schily, considera que la adjudicación del Mundial 2006 fue limpia. El exministro, que dirigía una cartera a la que corresponde también el deporte, dijo al periódico popular Bild que “Alemania presentó una candidatura desde todo punto de vista excelente”. Y descartó plenamente que “representantes de la DFB hayan intentado influir en miembros del Comité Ejecutivo mediante recursos desleales”.

Hasta ahora, Blatter siempre ha defendido a la DFB; como contrapartida, Franz Beckenbauer -quien incluso tuvo que declarar ante la comisión ética de la FIFA por la concesión del Mundial a Catar- nunca dijo algo contra el suizo. Pero, en estos días, en la FIFA cualquier cosa puede suceder.

DW recomienda