1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Futbol Internacional

Mundial 2006: “Hubo caja negra en la candidatura” alemana

El expresidente de la Federación Alemana de Fútbol, Theo Zwanziger, aseguró además que el actual mandamás de la DFB estaba al tanto de ello.

En una entrevista con el semanario Der Spiegel, el expresidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Theo Zwanziger (en la foto), aseguró que “hubo una caja negra” en relación con la celebración del Mundial de 2006 en Alemania, contradiciendo la postura asumida públicamente por el actual mandamás de la federación, Wolfgang Niersbach. Zwanziger estuvo al frente de la DFB entre 2006 y 2012, es decir, no estaba al mando cuando el país se adjudicó el torneo.

“Está claro que hubo una caja negra en la candidatura alemana al Mundial”, dijo Zwanziger en declaraciones publicadas este viernes (23.10.2015), en las que agregó que “de la misma manera está claro que el actual presidente de la DFB sabía de esto al menos desde 2005 y no sólo desde hace un par de semanas, como sostiene”. “Tal y como yo lo veo, Niersbach miente”, subrayó tajante.

Zwanziger encargó a través de su abogado un informe para determinar si como máximo responsable entonces del DFB incurrió en un delito cuando autorizó el pago de 6,7 millones de euros, que acabaron siendo transferidos al que era presidente de Adidas, Robert Louis-Dreyfus, fallecido en 2009. El documento analiza también el papel del presidente de la candidatura alemana, Franz Beckenbauer, en el escándalo en torno a los millones de Louis-Dreyfus.

FIFA niega pagos

Poco antes de conocerse las explosivas declaraciones de Zwanziger, que tiene una rivalidad personal con Niersbach, la DFB cerró filas en torno a su actual titular. “Vamos a emprender junto con Wolfgang Niersbach el camino hacia el total esclarecimiento del caso”, sostuvo el vicepresidente de DFB, Reinhard Rauball, al término de una reunión de la presidencia en la ciudad de Dortmund.

Niersbach reconoció el jueves 22 de octubre el pago de 6,7 millones de euros a la FIFA, pero lo desvinculó de las acusaciones de compra de votos y subrayó que el dinero fluyó para asegurarse una subvención de 250 millones de francos suizos para la organización del campeonato. La condición para recibir esa subvención consistía en transferir previamente 6,7 millones de euros a la Comisión de Finanzas de la FIFA, entidad que de inmediato desmintió la versión, señalando que lo relatado “no se corresponde de ningún modo con los procedimientos y directrices” de esta institución.

Der Spiegel sostiene que con esos 6,7 millones de euros, Alemania pagó sobornos a cuatro dirigentes asiáticos para asegurarse la elección del país como sede del Mundial de 2006, en desmedro de Sudáfrica.


DW recomienda