Mujica: ″El mercado no hace justicia social″ | Política | DW | 18.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Mujica: "El mercado no hace justicia social"

“El reparto de la riqueza es lo que diferencia a la derecha de la izquierda”, dijo el presidente de Uruguay, José Mujica, al explicar las claves que han convertido a su país en uno de los más pujantes de América Latina.

El presidente de Uruguay, José Pepe Mujica.

El presidente de Uruguay, José "Pepe" Mujica.

La canciller alemana, Angela Merkel, extendió su apoyo al presidente de Uruguay, José “Pepe”, Mujica, para impulsar el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur. “Los dos estamos de acuerdo en que nuestros países quieren ser motores en esto”, dijo Merkel en una rueda de prensa conjunta en la sede de la cancillería.

El encuentro con Merkel cerró la visita de tres días del mandatario uruguayo a Alemania. Previamente, durante un discurso en la sede de la Fundación Friedrich Ebert, cercana al Partido Socialdemócrata alemán, el mandatario hizo un bosquejo de las causas que han permitido un desarrollo sostenido de su país durante los últimos ocho años. “El reparto de la riqueza es lo que diferencia a la derecha de la izquierda. Si nos hubiéramos quedado esperando que el mercado hiciera justicia social, nos encontraríamos con un país que multiplicaba la falta de dignidad en la sociedad”, dijo ante un auditorio repleto.

Mujica al llegar a la sede de la Fundación Friedrich Ebert.

Mujica al llegar a la sede de la Fundación Friedrich Ebert.

"No me gustan los relojes y menos los bancos"

El ex dirigente tupamaro, de 76 años, que fue brutalmente torturado y pasó casi 15 años en prisión, fue recibido en Alemania con elogios por los resultados de su gestión. “Me gustan los Alpes y las montañas, pero no me gustan los relojes y menos los bancos”, repondió, cuando su país fue llamado “la Suiza de Sudamérica”.

Acompañado de cinco ministros de su gabinete que subieron con él hasta el podio, Mujica explicó que se ha generado un cambio cultural en la sociedad uruguaya, que ha aprendido de los años de inflación y de un gasto mayor al ingreso. “Es condición clave que la economía camine y más aún que exista la voluntad política para repartir el producto de la economía”, dijo.

El mandatario fue elogiado por los resultados de su gestión.

El mandatario fue elogiado por los resultados de su gestión.

“Campeones de cuarta”

El mandatario recordó que históricamente su país ha distribuido mejor el ingreso que otros en América Latina, sin embargo destacó que el subcontinente es uno de los más injustos en la materia. “Somos campeones de cuarta, el nivel de reparto del Uruguay es similar a los más atrasados que hay en Europa”.

Durante su discurso ante un auditorio repleto, el gobernante mostró modestia al señalar que, aunque la economía uruguaya ha registrado un repunte durante los últimos ocho años, no todos los méritos son atribuibles a su gestión. “Ahora lo que vendemos vale. A los chinos les dio por comer. Hay una presión exportadora sobre un conjunto de productos básicos que han presionado nuestra economía positivamente. Aunque no son bienes industriales, ni tienen valor agregado, valen cada vez más. Este año vendimos menos carne, pero hicimos más dinero”.

El mercado no hace justicia social

"El mercado no hace justicia social"

La soya levantó a la Argentina

Aludiendo a la crisis política argentina, cuando la población reclamaba “que se vayan todos”, Mujica recordó que las cosechas fenomenales de soya han vuelto a levantar a su vecina. “La tonificación de la región nos traslada un poco de valor a nuestro favor, por lo tanto, lo que parece muy milagroso y obra de unos tipos fenomenales que llegaron al gobierno no lo es tanto. Si fueran más capaces habrían eliminado la pobreza”, dijo, aludiendo a la deuda que su gobierno aún tiene por delante.

También reconoció que la sociedad uruguaya ha llegado a su límite y que para alcanzar una mayor productividad y mejores salarios, hay que invertir mucho. Pero señaló que los desafíos también provienen de Europa y aunque no han llegado las olas de la crisis a su país, su gobierno ha tomado previsiones. “Tratamos de asegurarnos de tener la capacidad financiera para cubrir todas las obligaciones del Estado por lo menos unos 2 o 3 años y eso nos está costando”, dijo, y añadió: “Desconfiado como caballo tuerto, no nos vamos a comer la idea de que no nos va a afectar la crisis, pero si se nos viene encima no nos va a pescar mirando la luna”. Recordó con humor que su país ya no le debe nada al FMI, pero “como en la alta política, nunca se debe decir nunca”.

Auditorio repleto en Berlín.

Auditorio repleto en Berlín.

China avanza en Sudamérica

Mujica explicó la arrolladora presencia china en el subcontinente, que la ha convertido en el primer socio de Brasil y el segundo de Uruguay y Argentina. “Compra todo y si la dejamos también nos vende todo. No llega con una flota militar ni con imposiciones políticas. Viene por el camino de los negocios y el precio de la mercadería que a la larga tiene más fuerza que los cañones, afirmó”.

“Tenemos que hacer negocios con China, con la India, con lo que venga. Pero no queremos perder la relación con Europa, porque nos unen con ella lazos culturales y el pendular entre varios es el cultivo de una sabia interdependencia, porque si dependemos de uno o dos socios muy grandes, estamos muy expuestos”, dijo.

El presidente no fue despedido con protestas, sino con una batucada.

El presidente no fue despedido con protestas, sino con una "batucada".

Deuda con Europa

El mandatario explicó que el objetivo de su viaje a Europa es el agradecer a esa parte del Viejo Continente, Suecia, Noruega, Alemania, que abrieron sus puertas a la emigración uruguaya, “sobre todo a nuestros perseguidos políticos", dijo. Y añadió: "venimos a darle las gracias al pueblo alemán por la mano que nos dió cuando tantos estaban disparando”, una frase que arrancó una ovación del auditorio.

La comunidad de uruguayos en el exilio se estima en unos 700.000. “Algunos ya habrán echado raíces y tienen familia, pero uno no debe de olvidarse de esas cosas”, indicó.

Limusina presidencial.

Limusina presidencial.

Mujica se dirigió a sus compatriotas exhortándolos a que difundan todo lo que puedan de su país. “Si tienen un retoño cultívenle una relación con América Latina, con Uruguay. Acá está la posibilidad de adquirir conocimientos. Ninguna causa grande cubre el período de una vida, las causas grandes son intergeneracionales. La liberación de los hombres necesita más que nunca el caudal del conocimiento. Si tienen un retoño, apriétenlo, pónganle la pata en el pecho. Ya verán que se los agradecerá”, concluyó.

Autora: Eva Usi

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda