1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Mueren dos soldados turcos en una emboscada del PKK

Los enfrentamientos en ciudades de mayoría kurda como Silopi, en el sureste, se recrudece. En varias rige un toque de queda que dificulta la labor informativa, aunque los testigos hablan de una situación desesperada.

Dos soldados turcos han muerto este lunes (21.12.2105) en una emboscada del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en la provincia suroriental de Bitlis, informa la agencia semipública Anadolu. Supuestos miembros de esta guerrilla hicieron estallar un explosivo casero colocado al paso de los militares en una zona boscosa cercana a la ciudad del mismo nombre, detalla la citada agencia.

Los heridos fueron trasladados al hospital y el Ejército lanzó una operación con apoyo aéreo en la zona para encontrar a los responsables. El ataque forma parte de los enfrentamientos entre las fuerzas armadas turcas y el PKK que se suceden casi a diario desde julio pasado, en las ciudades de Cizre y Silopi, en la provincia de Sirnak, y en el barrio de Sur, en Diyarbakir, sujetos a un toque de queda indefinido.

Desde el inicio de la operación han muerto 89 supuestos miembros del PKK en Cizre (nueve de ellos ayer), así como nueve en Silopi (dos ayer) y siete en Diyarbakir (uno ayer), según las cifras difundidas hoy por el Estado Mayor turco en su página web. El PKK desmintió el sábado que sus guerrilleros combatiesen en las citadas ciudades y aseguraba que se trata de jóvenes simpatizantes que disponen de armas ligeras.

Enfrentamientos en Silopi

Como consecuencia de la ofensiva militar en el sudeste de Turquía, zona mayoritariamente kurda, la situación de la población es dramática, informaron hoy testigos oculares. La localidad de Silopi, cerca de la frontera con Irak, está rodeada de tanques y está bajo ataque de mortero, dijo el legislador del partido opositor prokurdo HDP, Ferhat Encü, a dpa por teléfono desde la ciudad.

"Recibimos pedidos de ayuda de personas que dicen que se esconden en sótanos desde hace siete días y necesitan ayuda", dijo. En algunos barrios, casi no quedan casas intactas. Los edificios fueron destruidos o incendiados. Las fuerzas de seguridad, en tanto, están revisando las viviendas sin orden judicial. En las calles hay cadáveres y no pueden retirarse a causa de los combates, relató el legislador. Por el momento no es posible verificar esta información de manera independiente ya que rige toque de queda.

LGC (dpa / EFE)


DW recomienda