1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Mueren dos soldados turcos en ataque atribuido al PKK

El ataque se produjo con un coche bomba durante la noche del sábado en Diyarbakir, provincia de mayoría kurda en el sur de Turquía.

default

Soldados turcos durante los disturbios de Diyarbakir.

Según un comunicado emitido este domingo (26.07.2015) por el Estado Mayor turco, dos soldados han muerto y cuatro han resultado heridos. El comunicado atribuye el ataque a "un grupo terrorista de una organización terrorista separatista", fórmula habitual para referirse a la guerrilla kurda. El suceso se produce menos de 24 horas después de que cazas turcos bombardearan posiciones del proscrito Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak. Tras el ataque aéreo de ayer, la guerrilla dio por finalizado el alto el fuego declarado hace dos años.

En la noche del sábado (25.07.2015), varios vehículos blindados de las unidades especiales de la gendarmería se trasladaron a una localidad en el municipio de Lice, donde supuestos miembros del PKK o de su organización juvenil incendiaron tres coches para bloquear una importante carretera. Al llegar los agentes, los guerrilleros activaron un coche bomba preparado en el lugar, lo que hizo volcar uno de los blindados, de tipo 'kobra', y luego dispararon sobre sus ocupantes, de los que mataron a dos gendarmes e hirieron a otros cuatro.

Tras la ruptura del alto el fuego

Se trata de la primera acción importante del PKK tras la ruptura del alto el fuego anunciada ayer, y hace presagiar una nueva oleada de combates entre la guerrilla y militares en numerosos provincias del sureste, que han vivido en relativa paz durante los dos años. En el oeste de Turquía aumentan las acciones violentas de grupos urbanos simpatizantes del PKK, y las cargas y redadas policiales.

En Esmirna, las autoridades arrestaron este domingo a trece personas sospechosas de ser "miembros del PKK" por quemar el sábado un autobús urbano y romper las lunas de otro. Otras seis personas fueron detenidas en Estambul, acusadas de haberse entrenado con la guerrilla kurda para preparar atentados con bomba. Ayer, la policía dispersó con cargas de gas lacrimógeno una marcha por la paz en Ankara y, según informa el diario Birgün, detuvo a nueve manifestantes.

MS (efe/dpa)