1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Muere el conde Anton-Wolfgang von Faber-Castell

Ha muerto el conde Anton-Wolfgang von Faber-Castell. Elocuente, urbano y elegante era el rostro de la marca de lápices alemana Faber-Castell, todo un símbolo en el país.

Prácticamente no hay nadie en Alemania que no haya utilizado un lapicero o un rotulador de la empresa Faber-Castell. La empresa comenzó a mediados del siglo XVIII sus actividades como taller de carpintería y terminó fabricando lápices. En los últimos tiempos, incluso lápices destinados a la cosmética. A pesar de su éxito, el conde von Faber-Castell nunca dejó de pisar terreno firme. Siguió trabajando, incluso cuando ya estaba en edad de jubilarse, para mantener los estándares y el historial de éxito de la compañía. Falleció ayer jueves (21.01.2016) en Houston. Tenía 74 años.

Anton-Wolfgang von Faber-Castell nació el 7 de junio de 1941 en Bamberg. Estudió en una escuela suiza y cocluyó sus estudios universitarios de Derecho en Zúrich. Trabajó durante seis años en el sector financiero en Londres y Nueva York y después se incorporó a la empresa familiar, fundada en 1761. El conde de Faber-Castell formaba parte de la octava generación de la compañía. Deja mujer y cuatro hijos. El mayor, ya entrado en la treintena, se incorporó a la empresa familiar hace dos años. Faber-Castell deseaba que la compañía permaneciera en manos familiares. (dpa)


DW recomienda