1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Morales compara el actual gobierno chileno con el de Pinochet

La denegación de ingreso al país al ministro de Defensa para visitar a los agentes bolivianos detenidos eleva la tensión diplomática entre ambos países.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, comparó este lunes (27.03.2017) al actual gobierno de Chile con la dictadura de Augusto Pinochet por exigir visado a su ministro de Defensa, Reimy Ferreira, para ingresar a territorio chileno. Morales, que viajará mañana a Cuba para someterse a una operación, elevó el tono después de que Ferreira, lamentara que Chile no le hubiera concedido el visado para realizar una "visita humanitaria" a los dos militares y siete empleados aduaneros recluidos en una cárcel de ese país desde la semana pasada.

El gobierno de Chile había advertido al ministro que deberá solicitar visado para ingresar al país, donde pretende visitar a nueve compatriotas detenidos. "Resulta sorprendente que alguna autoridad boliviana anuncie viaje cuando tiene que solicitar una visa como corresponde en nuestro país", dijo el canciller de Chile, Heraldo Muñoz. El canciller chileno, que acompaña a la presidenta Michelle Bachelet en una visita a Haití, dijo que responderá "por la vía formal a solicitudes de visa". Además, Muñoz recordó que, en el caso de funcionarios bolivianos, estos deben avisar oportunamente a Chile los motivos de su viaje al país.

El ministro boliviano declaró a la radio estatal Patria Nueva que su Gobierno hizo la solicitud del visado al Consulado General de Chile en La Paz, donde respondieron que al tratarse de un asunto delicado debía ser consultado con las autoridades de Santiago. Inicialmente, Ferreira tenía previsto llegar hoy a Iquique, en el norte del país, para visitar a los dos agentes bolivianos detenidos desde el 19 de marzo en un penal de la localidad de Alto Hospicio acusados de supuesto cruce ilegal de territorio, contrabando y robo, entre otros delitos. Apuntó que por la falta del visado perdió dos vuelos, uno programado para la mañana y otro para la tarde de este lunes.

El nuevo incidente deteriora aún más las relaciones chileno-bolivianas, ya dañadas por el conflicto marítimo que mantienen ambos países desde el siglo XIX, cuando La Paz perdió su acceso al mar en una guerra contra los chilenos. Actualmente el conflicto marítimo está en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, donde acudió Bolivia para solicitar al tribunal que obligue a Chile a negociar "de buena fe" una salida soberana al océano Pacífico.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda