1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Moldavia: sin Gobierno y al borde de la ruina

Moldavia parece condenada al desgobierno tras dejar en la cuneta a dos Gobiernos en menos de ocho meses y mostrarse incapaz de formar otro Ejecutivo después de descomponer, aparentemente, todos los rompecabezas posibles en su fragmentado Parlamento. El último episodio de la tragedia moldava se escribió este lunes (4.1.2016), cuando se agotaba el plazo para la investidura del liberal Ion Sturza, designado de forma unilateral como candidato a primer ministro por el presidente moldavo, Nicolae Timofti, después de dos meses de negociaciones infructuosas entre las fuerzas políticas del país. La sesión de investidura tuvo que ser suspendida por el boicot de la mayoría de los 101 diputados, que no acudieron al hemiciclo y obligaron al presidente del Legislativo, Andrian Candu, a suspender la reunión al no contar con el quórum necesario para celebrarla. La crisis política es un estado casi natural en Moldavia, que durante tres años (2009-2012) no tuvo presidente por la imposibilidad de reunir una mayoría de tres quintos de los votos en el Parlamento, toda vez que el jefe de Estado se elige de forma indirecta en esa antigua república soviética. El país más pobre de Europa también está acostumbrado a escándalos de corrupción, tránsfugas y pactos imposibles, como el que reunió este año en el mismo Gobierno a dos partidos europeístas y a los comunistas del expresidente Vladímir Voronin, hasta hace un año firme defensor de acercarse a Moscú y no a la Unión Europea. Pero la actual legislatura, que arrancó hace apenas trece meses con unas elecciones parlamentarias ganadas por escaso margen por las formaciones europeístas, podría terminar por dar la puntilla al malogrado sistema político moldavo. (EFE)