1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Mogherini pide el respaldo de la ONU en la crisis migratoria

Para Mogherini, es "una situación extraordinaria que necesita una respuesta extraordinaria". La UE busca la autorización del Consejo de Seguridad para lanzar una operación militar contra los traficantes de personas.

La representante de Exteriores de la Unión Europea, Federica Mogherini, instó hoy (11.05.2015) al Consejo de Seguridad a colaborar en la búsqueda de una solución a la crisis migratoria registrada en el mar Mediterráneo, mientras que los europeos se dividen sobre algunos aspectos de las iniciativas planteadas. "No podemos trabajar solos. Necesitamos cooperación si queremos poner fin a esta tragedia", advirtió Mogherini en Nueva York ante el máximo organismo de la ONU, al referirse a lo que describió como "una situación extraordinaria que necesita una respuesta extraordinaria".

La UE busca contar con la autorización del Consejo de Seguridad para lanzar una operación militar contra los traficantes de personas, que en su mayoría actúan desde Libia. Bruselas apunta a poder interceptar las embarcaciones utilizadas para el tráfico de personas e incluso a poder entrar en territorio libio para perseguir a los traficantes. El Consejo de Seguridad evalúa emitir una resolución en este sentido, pero la propuesta genera reticencias, en particular por parte de Rusia.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) defendió hoy la postura europea. El secretario general del organismo, Jens Stoltenberg, dijo no contar con ningún pedido de acción por parte de sus miembros europeos, pero aseguró que respalda los esfuerzos de la UE por conseguir un mandato de la ONU en este sentido. Las posibilidades de cooperación con la OTAN, por otra parte, serán debatidas durante una reunión de ministros de Exteriores de la alianza este miércoles y jueves en Turquía.

Reino Unido se opone a las cuotas de refugiados

A la par de las deliberaciones por una posible autorización de intervención de la ONU, en Europa se abre el debate sobre la iniciativa que apunta a fijar una cuota obligatoria de distribución de migrantes entre los miembros comunitarios. Londres se opuso hoy tajantemente a esa opción. "Reino Unido tiene un pasado orgulloso de ofrecimiento de asilo a quienes lo necesitan, pero no creemos que un sistema obligatorio de reubicación sea la respuesta", afirmó un portavoz del Ministerio de Interior británico en Londres. "Nos opondremos a toda propuesta de la Comisión Europea para introducir una cuota no voluntaria", agregó.

En lugar de establecer un sistema de reparto, el Gobierno británico cree que habría que concentrarse en luchar contra las redes de tráfico de personas. También tendrían que funcionar mejor los mecanismos para deportar a los inmigrantes ilegales, apuntó el portavoz. El Gobierno de Letonia se sumó a esta postura. La Comisión Europea tiene previsto proponer el miércoles el sistema de reparto como parte de la estrategia migratoria comunitaria, pero la incorporación de un sistema de cuotas requeriría del respaldo de todos los países del bloque. Francia y Alemania, por su parte, apoyan la incorporación del sistema de cuotas.

MS (efe/dpa)