1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Mobile World Congress en Barcelona

La fuerte competencia en el sector de los smartphones o teléfonos inteligentesempuja a las empresas a sondear nuevos mercados: Samsung, líder del rubro, se propone brindar un servicio pago en coches en red, mientras que Huawei quiere desafiar a los fabricantes de PC con tabletas, tal como se vio en el Mobile World Congress de Barcelona.

Poco antes de que la surcoreana Samsung presentara en Barcelona un nuevo modelo de smartphone, con el que se propone arrebatarle usuarios al iPhone, las miradas fueron captadas por otra empresa, su competidora LG, que dio a conocer su primer smartphone modular, el G5. El G5, que cuenta con toda una serie de módulos que se le pueden incorporar, ha sido concebido como un aparato multifuncional.

Añadiéndole el "LG 360 Cam" la cámara se especializa en tomas panorámicas, mientras que con el "Cam Plus" se mejoran considerablemente las funciones de la fotografía clásica. Con "LG Hi-fi Plus" el móvil pasa a ser un equipo de audio. Google también trabaja en la producción de teléfonos inteligentes totalmente modulares, pero los diseños aún no están listos para ser lanzados al mercado.

En el caso del modelo de LG se puede cambiar la batería, que puede extraerse y ser reemplazada por una que esté totalmente cargada. De este modo, la surcoreana LG sobresale de entre los productores, ya que la competencia ha descartado hace años fabricar modelos con baterías reemplazables. En lo que se refiere a facetas menos comunes, con LG los usuarios también podrán adquirir un "Smart Controller" para manejar drones.

El fabricante chino Huawei presentó en cambio en la feria Mobile World Congress el Matebook, una tableta con Windows 10 y un procesador de dos núcleos de Intel a la que se le puede conectar un teclado externo. La compañía apunta a que este aparato reemplace la notebook, destacó Richard Yu. De esta manera, el número tres del sector de smartphones sigue el ejemplo de Microsoft y Apple, que con el Surface Book y el iPad Pro apuestan por una categoría de dispositivos similares.

El Matebook va dirigido sobre todo a clientes empresariales. Por ejemplo, en el lápiz desarrollado para este dispositivo están incorporados un puntero láser y botones para el manejo de software de presentación. Después de una hora de carga, el lápiz puede usarse durante un mes, promete la compañía china. También ofrece la posibilidad de conectarlo con módulos adicionales que suelen faltarles a los usuarios de PC cuando trabajan en notebooks.

El negocio de las computadoras y notebooks clásicos experimenta desde hace varios años un retroceso. Tan solo el año pasado, las ventas bajaron alrededor de un diez por ciento. En cambio, la categoría de los denominados dispositivos dos en uno, que pueden usarse como notebook y tableta, está expandiéndose.

También se aguardaba con gran expectativa el modelo Galaxy S7 de Samsung en su variante de pantalla curva "edge". Pese al gran secretismo, muchos detalles corrieron en los últimos días en la red. Se estima que el "edge", con 5,5 pulgadas, será más grande que el modelo anterior. No se esperan en cambio grandes saltos tecnológicos, pero sí la mejora de detalles de la cámara, el sonido y la duración de la batería (dpa).