1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Millones acuden a misa papal de Manila

Desafiando a la tormenta tropical Mekkhala, millones de personas se concentraron este domingo (18.1.2015) en la capital de Filipinas, Manila, para escuchar la misa con que el papa Francisco cerrará su visita a ese país.

A pesar de la lluvia propiciada por la tormenta tropical Mekkhala, millones de personas se concentraron este domingo (18.1.2015) en la capital de Filipinas, Manila, para escuchar la misa con que el papa Francisco cerrará su visita a ese país del sudeste asiático. Los organizadores estiman que seis millones de católicos asistirían al evento, celebrado al aire libre en el Rizal Park. De consumarse esas expectativas, la del pontífice argentino se convertiría en la más grande misa católica de todos los tiempos.

El récord actual fue establecido por el sermón que Juan Pablo II ofreció en Cracovia, su ciudad natal, en 1979. A aquella concentración religiosa acudieron dos millones de personas, animadas por el hecho de que se trataba de la primera visita de Karol Wojtyla a Polonia desde su nombramiento como máxima autoridad de la Iglesia católica. Después de la misa de Manila, el papa Francisco visitará una universidad católica para encontrarse con un grupo de jóvenes. El lunes (19.1.2015) volará de regreso a Roma.

Francisco arremetió durante el sermón del Rizal Park contra lo que él describió como la superficialidad de la vida moderna. “El demonio es el padre de la mentir”, dijo Jorge Mario Bergoglio. “A menudo, oculta sus intenciones tras la apariencia de la exquisitez, tras la seducción que supone ser ‘moderno’ y ‘como todos los demás’. Nos engatusa con el cebo de los placeres efímeros, del disfrute superficial”, añadió. “De este modo desperdiciamos el regalo de Dios, empleando nuestro tiempo en necedades”, lamentó el sumo pontífice.

La tormenta Mekkhala, que pasó por el centro de Filipinas este sábado (17.1.2015), obligó al Papa Francisco a abreviar su visita a Tacloban, la localidad golpeada por el tifón Haiyan en 2013. No obstante, el argentino consiguió celebrar una misa con cientos de miles de supervivientes antes de partir de regreso a Manila. La tempestad avanzó tan rápidamente desde el Pacífico que los organizadores de la gira papal suspendieron las otras actividades.

ERC ( dpa / APE / Reuters )