1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Miles de refugiados colapsan fronteras en los Balcanes

El cierre del paso entre Croacia y Hungría hizo que el flujo se desviara hacia Macedonia y Eslovenia. Se vive una crisis humanitaria.

El mismo drama pero en otro escenario. Lo que hace semanas ocurría en Hungría con los refugiados ocurre ahora en los Balcanes, hacia donde se desvió el flujo de personas que desea entrar a la Unión Europea en busca de una vida mejor. Este lunes (19.10.2015) se reportó que más de 10.000 personas, entre ellos muchas mujeres y niños, se encuentran en Serbia, bajo la lluvia y el frío, esperando una oportunidad para cruzar la frontera.

La portavoz de ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados), Melita Sunjic, aseguró que “solo podemos decir que hay más de 10.000 refugiados en Serbia. Es como un enorme río de personas, y si uno detiene el flujo, tendrás inundaciones en otros lugares. Eso es lo que sucede ahora”. Esto, en referencia al cierre de la frontera en Hungría, debido a la construcción de una valla.

Ver el video 01:44

Refugiados se agolpan en frontera eslovena

“Escasea la comida, escasean las mantas, estamos necesitados de todo”, dijo Sunjic desde la frontera entre Serbia y Croacia. Algo similar se registró este fin de semana en Macedonia, donde la Policía informó de la llegada de 10.000 personas desde Grecia. Trabajadores humanitarios dijeron a la agencia AFP que el flujo de refugiados fue elevado hasta la medianoche del domingo, cuando la llegada de personas comenzó a declinar.

Bajo la lluvia y el frío

El problema es que en estos países no se dan las condiciones mínimas de recepción para tantas personas. Las autoridades croatas enviaron en tren a unos 1.800 refugiados a la frontera con Eslovenia, donde fueron recibidos con vallas, policías y perros, de modo que tuvieron que pasar la noche en el lodo, bajo la lluvia y con frío, informó la televisión pública croata HTV. Eslovenia admite un número diario de aspirantes a obtener asilo en Europa occidental menor al que recibe Croacia, lo que genera atascos.

A Croacia entra desde Serbia una media de unos 6.000 refugiados y Eslovenia ha advertido que no puede recibir más de 2.500 al día, y eso solo si Austria absorbe el mismo número de personas. La Policía eslovena aseguró que primero registraría a las mujeres y niños enviados en tren por las autoridades croatas, pero el resto deberá permanecer a la intemperie. Todo esto ha provocado un impasse diplomático entre Eslovenia y Croacia, con acusaciones mutuas de incumplimiento de acuerdos sobre la recepción de refugiados.

DZC (EFE, AP, AFP)


DW recomienda

Audios y videos sobre el tema